Escucha esta nota aquí

La Iglesia católica boliviana lamentó este martes el temor existente en Bolivia ante lo que consideró un "pensamiento ideológico dominante" que, según los obispos, se pretende imponer en el país "a toda costa" mediante descalificaciones.

En el mensaje emitido al concluir la centésima asamblea de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), los obispos señalaron que en el país se vive un tiempo "caracterizado por la exaltación de las ideologías que no dejan ver la realidad de los más necesitados ni escuchar su voz".

"Muchos tienen miedo a expresar una opinión diferente del pensamiento ideológico dominante que se pretende imponer a toda costa, amedrentando y descalificando al que piensa distinto", señala el mensaje de la CEB.

Salud, educación y doble aguinaldo

Los obispos también criticaron que se realicen gastos en obras "no esenciales, descuidando la salud y la educación e ignorando las prudentes llamadas a asumir políticas de austeridad".

La Iglesia católica también indicó que cada vez le resulta "más difícil" realizar labores de asistencia social porque en el país "se trata impositiva y económicamente con las mismas exigencias a las obras sociales de servicio y sin fines de lucro que a las empresas que generan ganancias".

"Todo esto es desigualdad social y provoca una mayor injusticia", agrega el mensaje. Los obispos pidieron hace unos días al Gobierno que libere de pagar el segundo aguinaldo a las instituciones sin fines de lucro de la Iglesia que realizan obra social.

El ministro de Economía, Luis Arce, rechazó de plano esa posibilidad y justificó que "para los ojos del Estado, la Iglesia es un ente privado".