Escucha esta nota aquí

El expresidente peruano Alberto Fujimori, condenado a 25 años de cárcel, permanece en la unidad de cuidados intensivos de la clínica Centenario, de Lima, en la que ingresó ayer de emergencia, según informó hoy su médico personal Alejandro Aguinaga.

El galeno llegó hoy al centro médico para informarse sobre la evolución del exmandatario, después de haber sido internado ayer por una caída en la glucosa y la presión arterial.

El sábado, por la noche, Fujimori recibió la visita de sus hijos Hiro y Keiko Fujimori, lideresa del partido opositor Fuerza Popular, después de que su hijo menor Kenji lo llevó a la clínica en una ambulancia.

Tras el ingreso del expresidente al centro médico, Aguinaga dijo ayer a los medios que Fujimori estaba "muy afectado por las declaraciones injuriosas emitidas por gente ligada al partido", a raíz de la votación en el Congreso contra la destitución del mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

El legislador de Fuerza Popular Héctor Becerril declaró, el jueves pasado, que Alberto Fujimori alienta la corrupción al haber pedido a diez congresistas, encabezados por Kenji Fujimori, que se abstengan de votar a favor de la destitución con el fin de que el gobierno apruebe su indulto humanitario, el cual finalmente se produjo la noche del domingo.