Escucha esta nota aquí

El ambiente está calmado. La expectativa es baja. Eso sí, la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, le pone el condimento político a horas de recibir el fallo de la Corte Internacional de Justicia. La institución chilena instalará esta tarde un escenario y pantallas gigantes para observar y escuchar el dictamen. La comunidad boliviana estará presente en el acto.

La gente camina por el muelle histórico de Antofagasta. Muchos saben que mañana se conocerá el fallo, pero su posición es tímida. La ciudad chilena aun así está atenta al dictamen. Su autoridad edil, que instalará las pantallas gigantes en ese lugar con mucha historia, quiere un “diálogo constructivo” sea cual sea la resolución.

“Espero que el fallo de La Haya sea favorable para Chile, pero también para Bolivia, pero hay que resaltar que en este juicio no está en juego la soberanía de Chile, no está en juego la soberanía de Antofagasta. Además, Bolivia tiene acceso al mar. Aun así, debe haber, sea cual sea el fallo, un diálogo constructivo para resolver muchas cosas entre ambos países”, destacó Rojo a EL DEBER.

La Corte de La Haya hará conocer hoy el fallo de la demanda marítima contra Chile, en la que Bolivia pide a ese tribunal internacional que obligue al vecino país a negociar un acceso soberano a favor.

Antofagasta pertenecía a Bolivia antes de la invasión chilena de 1879. En esta ciudad existe total rechazo a la historia y se catalogan como una región chilena desde el pasado. Hoy, la carga boliviana en el puerto se basa en la exportación de minerales.

Rojo deja claro que el presidente Evo Morales será el interlocutor para entablar el diálogo sea cual sea el resultado del fallo. Según ella, el mandatario boliviano no ayudó en la construcción de una relación bilateral, pero aun así las autoridades chilenas deben aceptar que el jefe de Estado será la cabeza de la negociación posterior al dictamen.

En el consulado de Bolivia en Antofagasta flamea la bandera nacional y la wiphala. Se borró ese capítulo ingrato cuando, en marzo de 2017, los carabineros de Chile obligaron a retirar los símbolos.

Tags