Escucha esta nota aquí

La capacidad del servicio de Neonatología de la maternidad Percy Boland no da abasto a la cantidad de bebés prematuros que nacen en dicho centro, cuyas madres son derivadas de los hospitales de segundo nivel que no cuentan con el servicio. “Tenemos 50 camas y todas están ocupadas”, dijo el director Federico Urquizu, que pidió a las autoridades atender el problema.

Según él, esta situación no se da por el paro, sino por el sistema. La situación es tan crítica que en la sala de recuperación, que debería ser ocupada por bebés que aguardan como máximo cuatro horas a que su madre se recupere, también es utilizada  para internación. Allí hasta dos bebes están en una cama.