La Defensoría del Pueblo concluyó que en esta gestión los derechos humanos se vieron "afectados por el debilitamiento de la institucionalidad, la transparencia y la eficiencia en la gestión pública, lo que incide en la disminución de la calidad de la democracia".

Rolando Villena presentó su Informe sobre el Estado del Ejercicio de los Derechos Humanos en el Estado Plurinacional de Bolivia, que coincide con el Día Internacional de los Derechos Humanos, conmemorado hoy.

Conoce más: Villena denuncia asfixia económica y pide autonomía

"El debilitamiento de instituciones como el Tribunal Constitucional y el Órgano Electoral, así como la crisis profunda y prolongada del sistema judicial, generaron un marco de incertidumbre respecto a la garantía y cumplimiento de los derechos constitucionales a la justicia e igualdad", aseveró.

La autoridad reconoció avances importantes reflejados en participación igualitaria en los órganos deliberantes de los Gobiernos departamentales y municipales en todo el país, sin embargo, indicó, estos logros aún se ven empañados con el sostenimiento de la ideología patriarcal, el incremento de la violencia, los feminicidios y la discriminación en razón de género.

Lee también: Defensor desconfía del fallo sobre la reelección


Entre 2008 y 2012, cuando aún no se tipificaba el feminicidio como delito, se identificó un total de 335 mujeres asesinadas por el hecho de serlo. En 2014 los feminicidios sumaron 117 casos y hasta el 10 noviembre de este año, hemos identificado 108 casos.

Sobre los derechos de los pueblos y naciones indígena originario campesinos, dijo que éstos fueron vulnerados de manera sistemática, especialmente tras la decisión del Gobierno, de imponer un modelo económico extractivista en sus territorios, a costa de su prerrogativa para decidir sus formas de desarrollo y a ser consultados sobre las medidas que puedan afectarles.

Comunicado con datos leído por el Defensor del Pueblo:,