Escucha esta nota aquí

Emilio Cortez, intendente, informó que en lo que va del mes más de 110 locales de venta de chicha y 10 lenocinios, que operaban de manera ilegal, en la ciudad de Cochabamba fueron clausurados.

Según Cortez, las chicherías fueron cerradas mediante operativos solicitados por vecinos, que responsabilizaban a esos negocios por la presencia de ebrios y delincuentes en sus barrios.

Dijo que las acciones planificadas para responder a las demandas vecinales permitieron detectar más de 100 de estos locales cuyos propietarios no actualizaron sus licencias de funcionamiento o no contaban con este documento y atendían en horarios no autorizados.

"En algunos de los casos hemos encontrado a hombres y mujeres que bebían mientras estaban con niños de pecho o menores de edad", señaló el intendente al agregar que varias chicherías operaban cerca de colegios o parques.

En el caso de los lenocinios, Cortez mencionó que investigaciones efectuadas por varios días permitieron el hallazgo de 10 de estos locales que funcionaban ilegalmente y fueron clausuraron.

El funcionario municipal especificó que en varios de estos lugares se encontraron a menores de edad trabajando como servidoras sexuales y personal que no contaba con licencia de sanidad.