Escucha esta nota aquí

El primero de una serie de foro-debates sobre la interrupción del embarazo, que organizan las comisiones de Salud del Senado y de la Cámara, se realizó en el salón de honor del ex Congreso Nacional.

Más de 200 personas y representantes de 20 organizaciones diferentes concurrieron a escuchar a los panelistas entre los que había académicos, científicos, médicos, políticos y mujeres de la sociedad civil con posiciones a favor y en contra del tema.

El médico y senador Guido Girardi, del oficialista Partido por la Democracia (PPD), calificó de "crueldad" que una mujer esté obligada en Chile a llevar a término su embarazo en caso de estar en riesgo su vida o que el feto sea inviable o producto de una violación.

"Esta situación es inaceptable, de crueldad, existe sólo en cinco países del planeta, los demás han reconocido el derecho de la mujer de poder decidir", enfatizó Girardi, según la agencia de noticias EFE.

En mayo del año pasado, la presidenta Michelle Bachelet anunció un proyecto para despenalizar el aborto en tres situaciones: violación, incompatibilidad del feto con la vida y riesgo de muerte de la madre, pero hasta ahora la iniciativa no se ha concretado.

Girardi señaló que se debe terminar con la "hipocresía de la sociedad chilena, pues ocurren más de cien mil abortos al año, pero a ellos tienen acceso sólo quienes cuentan con recursos económicos o están dispuestos a arriesgar la vida".

Sobre el mismo tema, el ministro portavoz de Gobierno, Álvaro Elizalde, manifestó por su parte a los periodistas en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, que van a cumplir con los compromisos que han adquirido.

"El procedimiento específico se va a anunciar oportunamente. No tiene mucho sentido estar adelantando definiciones que están pendientes", apostilló.

Se lanzó contra opositores del proyecto


El médico y senador Guido Girardi también se refirió a la posición de los parlamentarios de la Democracia Cristiana que han señalado que votarán en contra pese a estar en el programa del Gobierno.

"Somos respetuosos de la diversidad de opiniones, pero cuando se legisla no se hace en función de los valores propios", añadió el senador.

En cuanto a la posición de los evangélicos, presentes en el debate con pancartas y gritos en contra, Girardi dijo que en el pasado marchó "con la Iglesia evangélica para que hubiera libertad de culto, no porque lo sea, sino porque todas las religiones deben tener el mismo estatus y cada cual el derecho de optar por la que lo interprete mejor".

A esa Iglesia "que sabe de discriminaciones yo le pido que entiendan que la sociedad chilena es diversa y que no le haga a los otros lo que le hicieron a ella".

Frente a la ausencia de los ministros del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Justicia y Salud, que estaban invitados a la cita, el senador Girardi señaló que "eso lo deben responder ellos".