El Gobierno de Nicolás Maduro ordenó la expulsión de embajador de Alemania por apoyo al autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó.

 

El Ejecutivo venezolano declaró "persona non grata" al embajador de Alemania en el país, Daniel Martín Kriener, por sus "recurrentes actos de injerencia" y le dio un plazo de 48 horas para abandonar el territorio venezolano.

 

"La República Bolivariana de Venezuela hace del conocimiento público la decisión de declarar persona non grata al Embajador de la República Federal de Alemania, Daniel Martín Kriener, en razón de sus recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos del país", anunció públicamente la Cancillería venezolana.

 

El anuncio de la Cancillería se produce luego de que el lunes el diplomático alemán acudiera, junto a otros embajadores, al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, para recibir al presidente del Parlamento, Juan Guaidó, que se proclamó presidente interino del país, y apoyarlo ante la posibilidad de que fuera detenido.

En una declaración a periodistas el embajador alemán dijo que los representantes diplomáticos que se movilizaron al aeropuerto buscan "una salida pacifica de la crisis de Venezuela" y que su rol en este momento "podría ayudar" a abrir paso a esa "salida pacífica negociada".

Aunque la Cancillería venezolana no hace mención a este hecho, señala en un comunicado que "considera inaceptable que un representante diplomático extranjero ejerza en su territorio un rol público más propio de un dirigente político en clara alineación con la agenda de conspiración de sectores extremistas de la oposición".

Además, añadió que las actividades de Kriener "contravienen" las normas esenciales de las relaciones diplomáticas.