Escucha esta nota aquí

La trágica muerte del ciclista británico Mark Sutton de 34 años terminó por convertirse en una buena noticia para muchos, incluso su propia madre. El deportista aficionado murió el sábado pasado en los Alpes franceses luego que un grupo de cazadores lo confundiera con un animal y le disparara por error.

Mark estaba viviendo hace poco en Francia, donde había puesto un restaurant, allí había empezado a cultivar nuevas amistades que al parecer desconocían su oscuro pasado. Un post escrito por su madre en Facebook reveló lo que muchos habían decidido callar: 

"Ojalá te pudras en el infierno Mark Thomas Sutton", publicó su madre, Katrina. "Mi única decepción es que hayas muerto tan rápido. Para cualquier persona que se horroriza leyendo esto, no soy un troll malicioso, soy la mujer que lo parió", agregó.

La madre contó que Mark tuvo un largo historial de violencia, tanto al interior de su familia como con las mujeres que fueron sus parejas. "Quiero que la persona que disparó no se sienta culpable porque nos hizo un gran favor", dijo su hermana Katie al diario inglés The Sun.

Katie además contó que su hermano la atacó sexualmente "más de 100 veces". "Me alegra que haya muerto, merecía que lo asesinen como a un animal", añadió. 

La palabra de los familiares dio la valentía necesaria a las exparejas para que cuenten quién era realmente Sutton. "Él me pateaba, me ahorcaba, me ponía destornilladores y cuchillos en el cuello y me amenazaba con matarme. También me empujó por las escaleras y me golpeó con la puerta del auto", contó una de ellas.

Pero hubo defensores entre su familia, su padre dijo que las declaraciones eran inventos y que en especial su madre y su esposa "están intentando llamar la atención". 

El cazador que lo mató enfrenta cargos por "homicidio agravado" y podría ser condenado a la cárcel. Además se sospecha que la cacería era desarrollada de forma ilegal.