Escucha esta nota aquí

Desata locura. La final histórica de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate ha ocasionado que un fanático del fútbol incendie la casa de su excuñado, después de una discusión, así informó la Policía de Apóstoles, ciudad argentina de la provincia Las Misiones. El sospechoso se dio a la fuga, pero sigue siendo buscado por las autoridades.

El portal El Territorio fue el primero en hacer eco del suceso. “Desde la Policía se detalló que el dueño del inmueble denunció el siniestro y sospecha de su excuñado con quien convivía y con quien aparentemente tuvo una discusión por fútbol”, escribió el medio digital.

El dueño de la vivienda, identificado como Arturo B. (29 años), presentó la denuncia contra Óscar B., su exhermano político, porque los indicios lo señalan como el autor de la quema, que terminó consumiendo todas sus pertenencias, ya que su morada era de madera, así que no quedó nada.