Escucha esta nota aquí

La mirada del mundo se centrará en la capital cruceña durante la visita del papa Francisco, en julio. Las posibles rutas que recorrerá durante su estadía marcan un contraste, toda vez que en la zona norte hay mejores condiciones y salta a la vista la modernidad y desarrollo de la urbe, a pesar de algunos matorrales y falta de aceras, pero en el lado sur se percibe desatención y suciedad.

Simona Socompi, que vive atrás de la refinería Palmasola, lamenta que en esa zona no haya alcantarillado sanitario, lo que hace que en muchas calles como la que ingresa al penal de Palmasola, exista agua sucia con mal olor. El otro problema que enfrentan es la acumulación de basura, que se puede ver en la vía principal, antes de llegar a la cárcel. “Ojalá las autoridades puedan hacer algo sobre esto, porque se ve feo. El papa es sencillo y no exige grandes cosas, pero por lo menos tenemos que mostrar una ciudad limpia” indicó.

Ella es una de las que aguardará sobre la vía principal el día que el papa se traslade al penal. También tiene previsto participar de la misa central.
Margarita Colque, Flora Cahuana e Hilaria Arana, entre otros vecinos de la zona sur, se quejan de los microbasurales y las aguas servidas en las calles.

En la zona norte, las dos vías principales que conectan al aeropuerto Viru Viru, están en mejores condiciones. En la ruta por la G-77 todavía hay tramos en construcción, pero el problema que en este momento se observa son malezas altas que existen en algunos sectores, aunque también se nota que ya han comenzado el trabajo de limpieza. Hay sitios donde se está trabajando la arborización.

Una de las cosas que afean algunos sectores, no solo de está, sino en todas partes de la ciudad, es la suciedad que provocan los mismos vecinos por falta de educación ciudadana. Bolsas de basura y envases de sodas y otros residuos se encuentran tirados por los lados de calles y avenidas, y también por las jardineras.

Las autoridades todavía no han anunciado las obras que se harán con motivo de la visita papal, tal como se hizo para la cumbre G-77+China, por la cantidad de turistas que se espera recibir durante esos días