Escucha esta nota aquí

El senador de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, señaló que no tiene por qué pedir disculpas a la presidenta del concejo de la Alcaldía de Santa Cruz, Angélica Sosa, quien lo insultó por la denuncia de presunto tráfico de influencias.

“Disculpas y perdón de qué, ¿la he insultado, la he maltratado? Ellos deberían disculparse conmigo (porque) me han llamado (de) todo. El abogado Subirana, conocido en Santa Cruz, me insultó, incluso a Sosa la he notado muy enojada conmigo”, afirmó.

Conoce más: Rechazan denuncia de Sosa por falta de sustento

Murillo explicó que solamente preguntó a Sosa si Mario Bruun era su cuñado y tenía un contrato con la Alcaldía de Santa Cruz, a la que la funcionaria edil confirmo el dato, por tanto, el legislador no tiene por qué disculparse por una denuncia que está siendo investigada por el Ministerio Público.

La Fiscalía de Santa Cruz informó que se rechazó la denuncia que interpuso Sosa, contra del senador Arturo Murillo por un supuesto acoso político y por difamación. La polémica surgió por el presunto caso de tráfico de influencias en la contratación de la empresa ITC Servicios, representada por un cuñado de la autoridad.

Lea también: MAS pide indagar a Sosa por presunto "tráfico"

En 2014 la Secretaría de Parques y Jardines de la Alcaldía firmó un contrato por 37,6 millones de bolivianos con dicha empresa, para la provisión de sistemas de vigilancia para los módulos educativos municipales. El caso ahora es investigado por el Ministerio Público.