Escucha esta nota aquí

Los obispos de Bolivia, reunidos en Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), presentaron la conclusión de sus reflexiones en un mensaje en el que hacen observaciones a varios temas, entre ellos el pago del doble aguinaldo a los trabajadores de las obras sociales de las que la iglesia es responsable.

Según señala ANF, los obispos aseguran que cada vez se hace más difícil ayudar a los más necesitados de la sociedad a través de los centros de asistencia social -personas con capacidad, ancianos, hogares de niños abandonados, etc.- porque se trata impositiva y económicamente con las mismas exigencias a las obras sociales de servicio que a las empresas que generan ganancias, y esto provoca desigualdad social y mayor injusticia.

"Hablamos sobre la dificultad que existe de asumir las medidas en nuestro país, las obras sociales son acciones subsidiarias al Estado, no son obras de lucro, por lo tanto, funcionan con la solidaridad de instituciones y de personas, por eso es muy difícil responder a las exigencia que nos presentan los decretos como el segundo aguinaldo", reflexionó monseñor Ricardo Centellas, nuevo presidente de la CEB.

Preocupación por la salud

Los obispos también se refirieron a los gastos económicos que realizan las autoridades en obras no esenciales, considerando que esas acciones "propician el descuido a la salud y la educación", pues ignoran los llamados a asumir políticas de austeridad en el país.

"Cuando uno experimenta la enfermedad en Bolivia, comienza su viacrucis y esto en un país que quiere el desarrollo integral no es normal. También la educación tiene que ser atendida integralmente. Todos sabemos que la educación ha mejorado, pero no de acuerdo a los tiempos que se exigen", concluyó el religioso.

Los obispos también se refirieron al "miedo" a expresar una opinión diferente del pensamiento ideológico dominante que se pretende imponer a toda costa "amedrentando y descalificando" al que piensa distinto.

Entro otros temas analizados por la Asamblea se encuentran la violencia hacia la mujer, la inseguridad ciudadana, el aborto, el narcotráfico y la adicción a la droga, la corrupción, la impunidad política y judicial, entre otros.

Visita del papa

Los obispos además señalaron como el acontecimiento eclesial que marcó este año la visita del papa Francisco, destacando el mensaje que dejó para todos los bolivianos durante su estadía en el país.

"Desde el principio del mensaje hasta el final nosotros proponemos una experiencia, un camino, recomendado por el papa Francisco, la misericordia que nos lleva a reconstruirnos, a renovarnos, pero desde nuestra conciencia (...) Si entramos en un proceso de reconciliación con nosotros mismos y con los demás, indudablemente cualquier sociedad, no solo Bolivia, podrá reconstruirse siempre", aseguró monseñor Centellas.