La jueza de Cotoca, Dalia Pedraza, envió de manera provisional a la penitenciaría de Palmasola a cuatro de los cinco detenidos por el crimen de Lucio Herbi Herbi (39), que fue victimado a golpes con una tabla la madrugada del 14 de junio, luego de compartir unos tragos con Roxana Ramírez (36), con la que sostenía una relación sentimental.

También irán a prisión los vecinos de Ramírez, Soila Rea Sosa y Marco Antonio Soquina Rea, sindicados de asesinato en el grado de autoría, y el sargento segundo de la Policía Gabino Araúz Ruiz, que al ser su concubino, luego del suceso, actuó como cómplice porque no denunció el hecho a las autoridades pese a que trabaja en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

El único que fue liberado con medidas sustitutivas fue Alejandro Soquina Supayabe (84), que se benefició por ser adulto mayor, pero debe acudir al Ministerio Público una vez al mes y tiene 10 días de plazo para presentar dos garantes.

Argumentos
El fiscal Alberto Cornejo basó su imputación en la investigación realizada de oficio por los policías de Cotoca que fueron alertados de la existencia de un cadáver abandonado en el camino conocido como la ‘Curva de la muerte’.

Cornejo vio alevosía en el hecho porque el cuerpo estaba amarrado de pies y manos y presentaba el cráneo casi destrozado. Además, la entrevista hecha por una sicóloga a la hija de 13 años de Ramírez, fue de gran ayuda para relacionar con el crimen a los detenidos.
Por su parte, Silviano Herbi, hermano de la víctima, se mostró conforme con la acusación y dejará un poder al abogado Wilson Vilchez para que siga el juicio, pero por el momento pide ayuda a las autoridades para llevar el cuerpo a Beni