Escucha esta nota aquí

La autopsia realizada al fiscal argentino Alberto Nisman, hallado sin vida la noche del domingo en su departamento en Buenos Aires, determinó que éste se disparó en la cabeza con el arma encontrada junto a su cadáver en Buenos Aires. 

La fiscal Viviana Fein, encargada de esclarecer la muerte del fiscal argentino, anunció que investigará si su fallecimiento fue un "suicidio inducido".

"No lo descarto bajo ningún punto de vista", sostuvo Fein tras ser consultada sobre si se baraja la hipótesis de que el fiscal fuera obligado o amenazado para que se disparase a sí mismo. 

Fein confirmó que la pistola con la que se disparó Nisman, de 51
años, pertenecía a uno de sus colaboradores, "era un arma que tenía
hace bastante tiempo
, un arma calibre pequeño, 22, no la usaba, la
pidió prestada", dijo.

Fein apuntó que Nisman, que investigaba las responsabilidades en el atentado a la mutual judía AMIA, sucedido el 18 de julio de 1994, disparó apoyando el arma contra su parietal derecho o "a una distancia máxima de un centímetro" y descartó la participación directa de terceras personas.

Según la fiscal, "se puede presumir" que el horario de muerte fue
"aproximadamente las 15.00
hora local día domingo",
aunque el cuerpo no fue encontrado hasta varias horas después.

El proyectil, que quedó alojado en la cabeza de Nisman, fue
entregado a Balística y se esperan también los resultados del
barrido electrónico
, aunque "es muy difícil que un arma tan pequeña
pueda dejar restos de pólvora en las manos".

Sin embargo, las marcas en la mano del fiscal y el estado
"acalambrado" de su dedo
permiten determinar que él mismo fue el
ejecutor del disparo, apuntó Fein.

Nisman denunció el pasado miércoles a Fernández por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

Una "trama sórdida"

En medio de la polémica desatada por la muerte del fiscal, la presidenta argentina, Cristina Fernández, denunció este lunes la existencia de una historia "muy sórdida" y de "interrogantes" tras la muerte de Alberto Nisman y defendió los intentos de su Gobierno por esclarecer el atentado contra la mutual judía AMIA.

"En el caso del ¿suicidio? del fiscal a cargo de la causa AMIA,
Alberto Nisman, no sólo hay estupor e interrogantes, sino que además
una historia demasiado larga, demasiado pesada, demasiado dura, y
por sobre todas las cosas, muy sórdida. La tragedia del atentado
terrorista más grande que se produjo en la Argentina", señaló la
mandataria.

Fernández, en una extensa carta colgada en su página de una red
social y la web oficial de la mandataria, denunció también intentos de "desviar, mentir, tapar y confundir" sobre el atentado contra la AMIA y cargó contra agentes de Inteligencia y medios opositores.

Miles protestan

Este lunes miles de personas en varias ciudades de Argentina salieron a protestar para exigir que la muerte de Alberto Nisman sea esclarecida y se castigue a los responsables.

"Estoy aquí para pedir justicia por Nisman, para que se llegue a la verdad de lo que sucedió con este hombre", dijo a la agencia de noticias AFP, Carolina Arias, una empleada de 31 años, en Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno.

Los manifestantes se agruparon en la plaza y al frente de la Catedral de Buenos Aires, portando pancartas que rezaban "justicia", "Asesinado por investigar" o "Gobierno asesino".

Según el opositor diario Clarín, varias manifestaciones similares se produjeron en diferentes barrios de la capital argentina.

La Nación reportó movilizaciones en Bariloche, Mar del Plata, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, La Rioja, Tucumán y San Luis.

#YoSoyNisman

Argentinos expresaron en las redes sociales su conmoción por la muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, hallado sin vida anoche en Buenos Aires, a través de la etiqueta "#YoSoyNisman".

"Que los argentinos podamos suponer, sospechar siquiera que un
Gobierno pueda matar a un fiscal es, sin más, la muerte de ese
Gobierno", 
expresó hoy el escritor argentino Martín Caparrós
en la red social Twitter.

Como él, muchos otros referentes de la cultura, del periodismo y
la política, además de miles de ciudadanos anónimos, eligieron las
redes sociales para recordar al fiscal que investigaba el atentado
terrorista que dejó 85 víctimas mortales en 1994.

"Qué triste todo esto. Sensación de impunidad, de impotencia, de
injusticia, de inseguridad, de violencia, de códigos mafiosos. Día
de luto", manifestó el popular presentador televisivo Marcelo
Tinelli
en su perfil de Twitter.

"La muerte de Nisman va ser para este Gobierno lo que Malvinas
fue para los militares. El gobierno tenía la obligación de
garantizar su seguridad
", expresó por su parte el cineasta Enrique Piñeyro.

El periodista Jorge Rial compartió: "Amanecer de un
día donde el silencio tiene el peso de un grito. La sensación de
haberse levantado en otro país. Que algo valioso perdimos." 

La investigación de Nisman

Tras ocho años de investigaciones (y a más de 20 años del ataque), Nisman denunció el pasado miércoles a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la mutual judía AMIA a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

Según la versión oficial, en el apartamento, donde fue hallado sin vida el fiscal, había documentos relativos a la denuncia de Nisman, por la cual tenía previsto comparecer este lunes en el Congreso, después de haber asegurado que tenía pruebas que demostraban que Irán y la organización Hezbolá estuvieron detrás de la planificación y ejecución de ese ataque.

Desde organizaciones afines al kirchnerismo se ha vionculado a Nisman con la embajada norteamericana y la inteligencia israelí, entre otros actores.