La ministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, Lenny Valdivia, solicitó a la exsubcomandante de la Policía Boliviana, generala Rosario Chávez, entregar documentos que prueben las denuncias de corrupción que realizó días atrás. 

Mediante una carta, esa cartera de Estado señala que la uniformada "deberá poner en conocimiento del Ministerio Público los hechos denunciados que involucran la comisión de delitos de orden público". 

Chávez acusó a clanes familiares de beneficiarse de ganancias ilícitas, que son repartidas en "parrilladas y farras" organizadas los fines de semana. Incluso dijo que existieron cobros irregulares  y extorsión hacia algunos policías durante la orden de destinos. 

En la víspera, Paola Barriga, abogada de la exjefa policial, anunció que hoy se entregará a la Cámara de Senadores la documentación de todos los casos e instó a las autoridades a continuar con la investigación para desenmascarar al grupo de policías "corruptos". 

Mientras que el Alto Mando Policial determinó iniciarle un proceso por difamación y calumnias, al considerar que sus acusaciones distan de la verdad y dañan la imagen de la institución. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, exigió drasticidad en el caso. 

Carta del ministerio de Transparencia:,