La creación de una retreta descentralizada y que sea el espacio donde los artistas que hacen producciones propias puedan mostrar sus expresiones, es la propuesta de la Federación de Artistas Unidos de Santa Cruz (Fedaucruz).

Así lo dieron a conocer Guillermo Calabi, secretario ejecutivo de la federación; Franklin Trigo, presidente de la Asociación de Grupos Musicales (AGM) y la cantante Eleonora Cardona, a tiempo de remarcar que en los últimos años han visto cómo la retreta cultural, el espacio creado por la Alcaldía cruceña, ha sido copada por solo tres o cuatro artistas, así como las otras actividades del municipio, donde no tienen cabida, desconociendo el por qué de esta situación.

Para Cardona, la problemática de este gremio se desvela a partir de la denuncia pública de la Plataforma G21 que dio a conocer que la cantante cruceña Camila Soruco contaba con un ítem de la comuna, pero la realidad es que ellos venían realizando acciones para ser tomados en cuenta en las actividades municipales.

La cantante indicó que, desde hace cuatro años, y al igual que Soruco, los cantantes Israel Alarcón y Tingo Vincenti son los únicos considerados para los actos públicos organizados por la institución edil.

Trigo agregó que se busca una renovación total, tomando en cuenta a los más de 4.000 artistas cruceños pero que además sea atractiva para el público que busca variedad en los espectáculos.

“La retreta cultural está mal realizada, porque los que asisten son los funcionarios municipales, que son obligados. Queremos actuar con público de verdad, que nos aplauda”, remarcó Trigo.

Fondos y reformulación

El titular de Fedaucruz explicó que, aunque en el municipio les han informado que el presupuesto destinado a cultura ya está asignado, ellos conocen que se puede recurrir a otros fondos para realizar las actividades.

La sugerencia incluye la desconcentración de los eventos, llevándolos a los distritos, ofreciendo distintos espectáculos, como números de danza, teatro y otras manifestaciones.

“Sabemos que los públicos son diferentes y que los artistas que gustan en la plaza principal no son los mismos que tienen arrastre en la Villa”, diferenció Calabi.

Trigo indicó que lo que se busca es también cambiar la nominación de las retretas, de culturales a populares, para abarcar a un universo más amplio de artistas.

La propuesta espera una reunión, que fue solicitada en audiencia pública y que debió producirse después de Carnaval. Sin embargo, el llamado de la encargada de Cultura del municipio, María René Canelas, todavía no ha llegado.