Escucha esta nota aquí

Tres funcionarios del Tribunal Supremo Electoral (TSE) fueron denunciados de violencia sexual y laboral. La Sala Plena determinó remitir la acusación al Ministerio Público y separar a los dos personeros de planta y esperan que el consultor termine su contrato. 

Los datos recabados por EL DEBER indican que la acusación fue presentada el pasado 25 de marzo por una consultora y el alejamiento de los dos profesionales se produjo el 16 de abril. Pese a ser despedidos, gestionan su reincorporación. 

El vicepresidente del TSE, Wilfredo Ovando, prefirió no referirse al caso y dijo que desconoce el tratamiento que se le dio en Sala Plena, mientras que otra autoridad electoral aseguró que prefirieron no analizar la queja por tratarse de un hecho grave y por eso lo derivaron a la justicia.

Dentro de la justificación de la denuncia, se indica que uno de los personeros comenzó a hostigar a la consultora que formuló la queja, humillándola y ejerciendo maltrato, junto con los otros dos con los que también trabajaba directamente. 

La denuncia, que se encuentra en el Ministerio Público, está justificada en la Ley, para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia. Ninguna otra autoridad electoral quiere referirse al caso por considerar que afectará más la imagen del Tribunal Electoral

Dentro de los involucrados están un encargado de logística, un responsable de la página web y un consultor cuyo contrato termina esta semana. La denunciante también es consultora y desempeñó funciones desde la pasada gestión.