Escucha esta nota aquí

Uno es de meterse donde no lo llaman porque ¿así nomás es uno o porque hay veces en las que cree que no es correcto buscar se censure a quien no piensa como los que se creen portadores de la verdad?

Darwin Pinto escribió su punto de vista sobre la ideología de género y otros temas y personas; honestamente no se trata de estar de acuerdo con lo escrito, sino de sostener que es su derecho escribirlo; por ahí no estoy de acuerdo en algunas o muchas cosas, pero, quién soy yo para decirle que no escriba o, lo que es peor, para pedirle a alguien que no lo publique.

He leído a Simone de Beauvoir, por supuesto, escribí en ese entendido, expresé, cuando correspondía o cuando no, en defensa y respeto de los que tienen diferentes opciones sexuales, no porque sea su “derecho de ser”; para mí ese no es un asunto de derechos sino “de naturaleza”; porque entiendo que las personas con opciones sexuales diferentes así son.

A ver si se entiende que es su naturaleza… (ser bi, también) y si: tienen derecho de decirlo y expresarlo… esa es otra categoría en cualquier análisis, pero, tampoco es el tema del artículo.

Aun así, nunca transé y no logro entender eso de que a un pederasta, a un violador, se lo justifique porque es un intelectual (hombre o mujer, entendamos de Beauvoir o Sartre) porque la persona violada siguió siendo amiga de sus violadores, “aunque le hubiera agradado no haber estado sexualmente con ellos” (expresa rechazo, ¿inconsciente?, ¿se sintió abusada y no lo expresó?) lo confieso, soy un “obtuso retrógrada”; no me cabe que se ‘disculpe’ con facilismo espantoso, que se atribuya legalidad o se justifique una relación sexual con una menor, (incapaz de discernir) porque en Francia en ese momento se debatía el tema o porque los apoyan los intelectuales. Me espanta que alguien piense que en algún momento fue o deberá ser ‘normal’ tener relaciones con una menor de 12 o 15 años, “porque así nomás son o eran las cosas”.

Supongo también que la familia no irá a cambiar tanto como para que sea normal que los padres y abuelos intelectuales tengan acceso sexual con sus hijas, nietas o nietos… ¡por favor! solo lo supongo, no soy quién para asegurarlo (entiéndase el sarcasmo).

Darwin Pinto tiene sus puntos de vista, como tiene sus lecturas, interpreta lo leído y lo dice con honestidad intelectual y personal; ¿por qué se lo va a censurar? ¿Exagera? ¿Porque lo dice quién? ¡Es exageración cagarse en la puerta de las iglesias porque estás a favor del aborto! Yo estoy a favor del aborto y no escupiría la puerta de una iglesia por eso y eso se hace, ¿o alguien puede decir que lo que vimos en Buenos Aires fue “de mentira” o un simbolismo de “derecho al aborto”? ¡Hey, cagarse no es lo mismo que parir! A ver si nos ponemos de acuerdo en algo por lo menos!

No debatiré sobre Gramsci… he leído poco de él, y tengo libros con críticas a él … no de los de acá… acá pasó más bien desapercibido… hasta que un dizque matemático lo puso de moda y de esa manera lo devaluó, pero, creo que Darwin puede tener sus convicciones basadas en sus lecturas y tiene puntos de vista sobre él… y no por eso hay que condenarlo al ostracismo periodístico… es ‘su derecho’ y está bien que así sea.

Gramsci decía que el hombre es espíritu… ahí se mostraba contrario a las interpretaciones mecanicistas del marxismo … Yo digo que prefiero a una persona equivocada, si acaso Darwin lo estuviera (hay que rebatirlo más) que aplicar el mecanicismo de los que de alguna manera le dan gusto a la censura…