Escucha esta nota aquí

Sin tomar en cuenta la situación de conflicto, la procedencia de los acusados y desconociendo el trabajo de los periodistas, ayer la juez Lía Cardozo decidió enviar a la cárcel de San Pedro, de La Paz, a tres manifestantes potosinos y un periodista de esa ciudad que cubría el conflicto del miércoles, cuando se produjeron los desmanes en el Viceministerio de Gobierno.

Fabián Choque Uño y Agustín Mendoza, ambos mineros de oficio, fueron remitidos al penal paceño en la audiencia que se realizó desde las 9:20 en la Corte Departamental de Justicia; en ese mismo acto judicial, el periodista Juan Carlos Paco Meramendi también fue remitido a la cárcel. La Federación de Periodistas aseguró que esta es una infracción a la Ley de Imprenta, que rige el trabajo de los comunicadores.

Para cerrar la jornada, la jueza acudió al hospital de Clínicas donde se encuentra internado Jorge Copaico y llevó la audiencia en la sala de ‘emergencias’ del nosocomio y al igual que ocurrió con el resto de los acusados también dispuso su detención en el penal de San Pedro.

Los argumentos
En la audiencia, los abogados revelaron que el informe de la Policía señala que Paco Meramendi se identificó como periodista de Potosí, pero no fue escuchado y hubo informes complementarios para acusar a los detenidos;?según el fiscal Franz Contreras, existen suficientes elementos para justificar la detención del comunicador, por su probable participación en los hechos.

La defensa de los acusados presentó documentos y certificados que llegaron por fax desde Potosí, pero la jueza dijo que se trataba de “fotocopia simple” y no tomó en cuenta los descargos que mostraron.

Los abogados presentaron la credencial del periodista en un intento de probar el trabajo del comunicador, pero la juez Cardozo exigía “un certificado” del medio en el que trabaja Paco Meramendi. Desde Potosí, el director de radio Líder dijo que el periodista fue comisionado para la cobertura de la movilización.

La ANP anunció que presentarán una acción de libertad y la audiencia puede celebrarse hoy en La Paz.

Mientras el máximo dirigente de los cívicos potosinos, Jhonny Llalli, dijo que no se podía pensar en negociaciones o movilizaciones con cuatro compañeros encarcelados y suspendió las reuniones previas que sostenía con el Gobierno para retomar las reuniones.

Llalli y otros dirigentes habían acudido al Ministerio de Gobierno para acordar los futuros encuentros, pero la reclusión dispuesta disparó de nuevo el conflicto