Escucha esta nota aquí

Una tercera parte de la población mundial ha sido o es afectada por la tuberculosis, mientras Bolivia es el segundo país en América Latina, después de Haití, en sufrir de mayor cantidad de casos, según las estadísticas internacionales.

El próximo martes 24 de marzo se recuerda el día mundial de la lucha contra la tuberculosis. Técnicos encargados de la enfrentar esta enfermedad piden mayor atención para continuar su trabajo en las comunidades y la familia.

La tuberculosis es una enfermedad grave que exige responsabilidad de los afectados y compromiso de las autoridades para proveer de facilidades a los recursos humanos de salud y lograr una atención oportuna, con calidad y calidez.

Es una infección bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos y que se transmite por la saliva (cuando enfermo tose o estornuda, por ejemplo).

También es preciso crear estrategias de educación e información para eliminar el estigma que hace que la lucha contra la tuberculosis sea complicada y descontrolada.

Vías de transmisión

Según responsables del Laboratorio de Referencia Nacional de Tuberculosis del Instituto Nacional de Laboratorios en Salud (INLASA) recordaron que una persona VIH positiva transmite la enfermedad a través de contacto sexual o sanguíneo, un tuberculoso contagia por vía aérea (al toser o estornudar) por lo que la enfermedad es mucho más contagiosa.

Las autoridades médicas recordaron que todos los ciudadanos son vulnerables a un contagio ya que en cualquier lugar público puede haber contacto con una persona portadora. La edad más afectada es la productiva, entrelos 15 y los 47 años.

En el país las ciudades como Santa Cruz, La Paz y Cochabamba son las que más sufren esta enfermedad.

Debido al estigma, dicen las estadísticas médicas, el índice de tuberculosis latente "no diagnosticada" es muy alto en Bolivia.Por ello es también difícil precisar el alcance real de la enfermedad.

Alta prevalencia de la enfermedad

Los datos oficiales de 2013 (para 2014 todavía no se tiene un registro debido a que los tratamientos tienen una duración de seis meses) establecen que existían ese año 8.327 casos nuevos de tuberculosis, lo que quiere decir que en el país 154 personas tienen este mal por cada 100.000 habitantes, el segundo más alto de América Latina. Como comparación, Costa Rica, Chile, México y Cuba tienen 25casos o menos por cada 100.000 habitantes. En EEUU y Canadá los casos de tuberculosis son de cinco por cada 100.000 personas.

En Bolivia el tratamiento es gratuito y subvencionado por el Estado, que invierte 370 bolivianos por cada paciente, pero con las recaídas y casos recurrentes, la cifra puede multiplicarse por diez o más.

La tuberculosis es curable cuando se detecta pronto y se lleva a cabo un tratamiento completo Los síntomas son tos, fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, y otros. Pueden ser leves durante muchos meses y como resultado de ello,en ocasiones los pacientes tardan en buscar atención médica y transmiten la bacteria a otras personas.

A lo largo de un año, un enfermo tuberculoso puede infectar a unas 10 a 15 personas por contacto cercano. Si no reciben el tratamiento adecuado, hasta dos terceras partes de los enfermos tuberculosos mueren.

Muertes por tuberculosis 

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Joaquin Monasterio, informó el lunes de que en Bolivia existen 5.600 casos confirmados de tuberculosis. De esa cantidad, 2.300 están en el departamento de Santa Cruz.

Pese a que el programa nacional de lucha contra la tuberculosis se ha aplicado con éxito, además de su gratuidad, todavía mueren al año 60 personas en Bolivia con esta enfermedad, dijo Monasterio.