Escucha esta nota aquí

"Por encima de cualquier consideración personal, está el interés del país y a ese interés estoy sometido hoy y siempre", escribió el expresidente y portavoz de la causa marítima, Carlos Mesa, sobre la polémica con el Gobierno por sus dichos sobre Evo Morales y Gonzalo Sánchez de Lozada. 

"Mi compromiso con el tema no embarga mi libre conciencia y el derecho de expresar mis ideas como ciudadano y como expresidente, cosa que siempre he hecho y seguiré haciendo en el marco del respeto", afirma el historiador y periodista. 

Conoce más: García ve que Mesa es un "rotundo fracaso político"

Durante una entrevista radial, Mesa señaló que "el presidente (Evo) Morales le debe al presidente (Gonzalo) "Goni" Sánchez de Lozada mucho más de lo que él mismo se atreve a reconocer", hecho que generó el descontento en la cúpula del MAS, que arremetió contra el vocero. 

Sin embargo, el representante considera que "hice algunas reflexiones de carácter histórico. Tales consideraciones -en las que me ratifico- nada tienen que ver con afectos o desafectos personales o políticos (...) Por ninguna razón ni personal ni conceptual, justifiqué ni justificaré la violación del sagrado derecho a la vida".

Lee también: Evo piensa que Mesa es el primer defensor de "Goni"

En la mañana el vicepresidente Álvaro García Linera aseveró que "como político, internamente, es un rotundo fracaso", mientras que el presidente Evo Morales afirmó: "yo creo que es muy leal Carlos Mesa a Gonzalo Sánchez de Lozada, porque a él le debe la presidencia, a él le debe la vicepresidencia y por eso creo que también está con el No".

Mesa concluye su escrito diciendo: "lamento que repercusiones mediáticas desmesuradas sobre un fragmento de una entrevista radial, hayan generado una falsa polémica. Mi compromiso como representante es inalterable. En lo que a mí toca, seguiré haciendo el trabajo que me ha sido encomendado con la misma dedicación de siempre".