Opinión

... cara a cara

El Deber Hace 1/30/2019 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Los hechos son los hechos, más allá del “maquillaje” o de las posiciones políticas interesadas. El domingo hubo alto ausentismo, sobre todo inesperado para el Gobierno, que había previsto arrollar a sus rivales. Evidentemente que, por el volumen de votos emitidos y por la cruzada oficialista a favor de la participación en las urnas, hubo una votación muy superior del MAS respecto a sus rivales, que no se puede ahora interpretar como una aplastante victoria sobre la oposición, que hizo de su parte una exhortación a sus militantes a que no voten. En las primarias no ganó nadie. Al contrario, lamentablemente el proceso nació mal, ya que nunca se consiguió una competencia electoral democrática en los nueve partidos. No fue una elección auténtica. Los hechos son los hechos y la propia misión de la OEA ratificó lo que decimos al llamar ayer la atención sobre el elevado ausentismo y los binomios únicos. Cerremos el capítulo y llamemos las cosas por su nombre: el domingo no hubo elección, pese a la votación.

Quedó inquieto el vocal Antonio Costas por la acusación del presidente de manipulación del padrón de militantes. ¿Pasará algo? ¿Cambiará algo? Por ahora todo sigue igual en el desgastado Tribunal Supremo Electoral.

Más allá de las proclamaciones públicas, suena poco la contienda electoral del Comité pro Santa Cruz, a cuatro días de la elección. Teníamos la esperanza de que los dos buenos candidatos a la presidencia, Luis Fernando Camacho y María Cristina Viscarra, confronten sus ideas en un debate que hasta ahora no se dio.

Es una obligación cuidar la identidad de la víctima del caso de presunta violación en un motel, como también la de su madre y entorno. La ley prohíbe identificarlos nominal y gráficamente, pero ya se la transgredió.