Escucha esta nota aquí

El ministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis dimitió el lunes en lo que parece ser una concesión del primer ministro, Alexis Tsipras, a los acreedores internacionales de Grecia, tras la clara victoria del "No" en el referéndum del domingo.

El inesperado anuncio llegó en el comienzo de una larga jornada, que culminará con una entrevista entre François Mitterrand y Angela Merkel en París, en la que los líderes europeos analizarán las consecuencias del rotundo "No" de los griegos a las medidas de austeridad propuestas por los acreedores a cambio de nueva ayuda financiera.

La victoria del "No" puede llevar, según los analistas, a que Grecia salga del euro.

"Poco después del anuncio de los resultados del referéndum, se me informó que algunos miembros del Eurogrupo y sus "socios" deseaban mi "ausencia" de las reuniones, una idea que el primer ministro juzgó potencialmente útil para obtener un acuerdo", dijo en su blog Varoufakis, que que en los últimos meses había chocado muchas veces con los acreedores.

"Por este motivo dejo a partir de hoy el Ministerio de Finanzas", añadió.

El euro remontó tras el anuncio del ya exministro, que pretende contribuir a mejorar la disposición de los acreedores de Atenas -Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) y Unión Europea- a la hora de reanudar las negociaciones sobre las condiciones de los nuevos préstamos.

La canciller alemana, Angela Merkel, debía encontrarse en París con el presidente francés, François Hollande, en medio de otras reuniones para abordar las implicaciones del voto, una victoria para el partido de izquierda radical Syriza del primer ministro Tsipras, que insistió en que no deseaba una "ruptura" con Europa.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció una cumbre de la eurozona de urgencia para el martes.

Con las consecuencias aún inciertas del "No" y algunos analistas situando las posibilidades del "Grexit" como "muy altas", el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker debía mantener una videoconferencia el lunes con el presidente del BCE, Mario Draghi, Tusk y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Igualmente había programadas reuniones de los ministros de Finanzas alemán y francés en Varsovia y de responsables de Hacienda del grupo de trabajo del Eurogrupo en Bruselas.
?