Representantes de África, Europa, Asia y Latinoamérica forman parte de las cerca de 40 delegaciones que participarán del Encuentro Mundial de Movimientos Sociales, que también congregará al papa Francisco en su visita al país. 

Según declaraciones que realizó el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, a la agencia estatal ABI, el evento tendrá lugar en Santa Cruz del 7 al 9 de julio. Se garantiza el éxito de la actividad. 

"Todos los países de Latinoamérica han confirmado su participación, también han confirmado Kenia, Sudáfrica, India, Malasia, Singapur, España, Italia, Grecia y Portugal", señaló la autoridad a ese medio. 

Se prevé que sean 1.500 los delegados de movimientos sociales que asistan al encuentro del sumo pontífice. "600 serán de Bolivia y 900 vendrán de otros países de Latinoamérica y de otros continentes del mundo", dijo Rada.

Entre los temas que debatirán los dirigentes se encuentran el derecho a la tierra, derecho a la vivienda, defensa de la madre tierra, crisis económica internacional, soberanía e integración de los pueblos, entre otros.