El gigante ruso Gazprom estima que Bolivia podrá convertirse en los próximos 10 años en centro energético de la región, dijo este jueves un alto ejecutivo de esa compañía.

"En los próximos 10 años Bolivia podrá convertirse en el corazón, el centro energético de Sudamérica", afirmó el presidente del Consejo de Dirección de Gazprom, Alexey Miller, en la firma de acuerdos con el presidente de la estatal petrolera de Bolivia YPFB, Guillermo Achá.

Las estimaciones del ejecutivo petrolero se basan en que Bolivia duplicó en los últimos 10 años su producción de gas natural y tiene mercados seguros como Argentina y Brasil.

Según datos oficiales, Bolivia tiene en la actualidad 13,45 Trillones de Pies Cúbicos (TPC) y hasta 2019 podrá llegar a unos 15 TPC.

"Se incrementan notablemente los cantidades de gas que se exporta a países vecinos que tienen mercados inmensos como Brasil y Argentina (y) otros países vecinos podrían recibir del gas de Bolivia, tanto como GNL (gas natural licuado) como otro gas natural", afirmó Miller, en un acto al que asistió el presidente Evo Morales.

Bolivia bombea en la actualidad entre 45 y 47 millones de metros cúbicos diarios de gas natural a Brasil y Argentina, suministra Gas Licuado de Petróleo a Perú y explora la posibilidad de vender gas a Paraguay y Uruguay.

Pactos de cooperación


Gazprom y YPFB firmaron en Bolivia tres acuerdos de cooperación energética, referidos, principalmente, a la ampliación del uso del GNL, que permitirá la reducción de la subvención del diésel.

La empresa rusa participa en Bolivia, en sociedad con la franco-belga Total, en la exploración de dos promisorios campos de gas natural.