Los reclusos de la cárcel de Palmasola levantaron por tres días la medida de presión que iniciaron ayer contra las autoridades departamentales del Servicio de Registro Civil (Sereci), porque consideran que se ha retrasado en cumplir el Decreto Supremo 2359 mediante el cual se instruye la otorgación de certificados de nacimiento como requisito indispensable para que el Servicio General de Identificación Personal (Segip) les dé cédulas de identidad.

Leónidas Rodríguez, delegado de los varones, refirió que son 4.950 internos que se perjudican, por lo que las autoridades de Régimen Penitenciario se han comunicado con la central del Sereci, en La Paz, las que se han comprometido reunirse hoy para solucionar el pedido.

El martes en el penal de Morros Blancos, en Tarija, entregaron 256 certificados de nacimiento gratis a los internos; mientras que ayer en la cárcel de San Pedro de Oruro fueron beneficiados 444 reclusos. En el país deben entregar 13.000 certificados en 56 penitenciarías.

Además, Rodríguez dijo que la emergencia continúa porque hace 45 días que la Dirección de Régimen Penitenciario está sin asesor legal, exigiendo que sea contratado