Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales dijo que Bolivia está preparada para exportar energía eléctrica que será generada por las plantas hidroeléctricas, geotérmicas y solares, a fin de convertir al país en el centro energético de Sudamérica.

En la inauguración de la XLV Reunión de Ministros de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), Morales afirmó que están priorizando las inversiones en varios proyectos energéticos que se desarrollan en Tarija, Cochabamba, Santa Cruz, Pando, La Paz y Potosí.

Estamos preparados para que Bolivia pueda incorporar otro rubro que genere divisas para el pueblo boliviano y siga creciendo como país. Queremos compartir con los países vecinos porque entre nosotros nos necesitamos”, exclamó el mandatario en su intervención.

En su discurso, Morales dejó en claro que es mejor vender electricidad en lugar de exportar gas natural como sucede en la actualidad.

También se refirió a los resultados de la nacionalización de hidrocarburos que se concretó el primero de mayo del 2006 y desde ese año no solo crecieron las inversiones en el sector, sino los ingresos por renta petrolera.

Según Morales, en 2006 la renta petrolera era de 600 millones de dólares, en 2015 se elevó a 5.500 millones de dólares y para el 2016 se estima 3.500 millones de dólares, pese a la caída del precio del crudo en el mercado mundial.

“Nacionalizamos los hidrocarburos sin temor. Entonces qué tan importante había sido que los recursos naturales sean del pueblo bajo la administración del Estado”, sostuvo.