Escucha esta nota aquí

Solo fue un susto. El lateral izquierdo de Aurora, Caleb Cardozo, sufrió una contusión en la parte occipital de la cabeza y perdió el conocimiento “por cinco segundos”, tras recibir un golpe de parte de Jefferson Tavares, sin mala intención. Según el kinesiólogo del club, Beimar Claros, fue sometido a estudios de imagen por precaución y los resultados develaron que todo está normal.

Claros explicó a DIEZ.bo que, después de darle los primeros auxilios, fue trasladado a una clínica de la capital cruceña, ya que sufrió un desmayo y al poco tiempo reaccionó. “Si bien en los estudios no presenta ninguna anormalidad, vamos a tenerlo en observación por 48 horas”, afirmó el profesional, que estuvo acompañando al primer plantel en el partido ante los cuchuquis.

El momento en que atienden a Cardozo. Foto: Ricardo Montero

¿Qué pasó?

Cuando el cronómetro marcaba el minuto 31, Tavares intentó anotar el primero con una chilena y golpeó a Caleb en la parte posterior del cuello, que buscó una posición para defender al arco de su equipo. El exOriente cayó y quedó tendido en el gramado. Los profesionales que lo auxiliaron decidieron trasladarlo de inmediato en una ambulancia un centro médico que estaba a su alcance. Para tranquilidad de los seguidores del celeste valluno, no pasó a mayores.

Recuerdo desagradable

En noviembre de 2016, Caleb sufrió una fractura en el rostro tras disputar un balón con un jugador de Arauco Prado, en la Copa Simón Bolívar, y tuvo que ser intervenido. En la operación se le colocaron entre 4 y 5 placas de titanio de proporciones milimétricas para reparar el daño de su hueso cigomático (pómulo izquierdo).