Escucha esta nota aquí

El médico de cabecera del cardenal Julio Terrazas expresó el lunes su optimismo en la recuperación del prelado, cuya insuficiencia renal lo dejó en estado de desnutrición y lo obliga a someterse a sesiones de diálisis tres veces a la semana.

"Tras ser dado de alta, la enfermera le esperará cada semana para hacerle su diálisis y esperemos que con cinco kilos más el cardenal va estar completamente diferente, él se va a sentir físicamente más fuerte, mentalmente y anímicamente ", explicó el médico Herland Vaca Diez.

Terrazas, de 79 años, fue dado de alta el domingo y volvió a su domicilio acompañado de representantes del Arzobispado de Santa Cruz, familiares y allegados, tras 15 días de internación en los que se le practicó un trasplante de catéter debido a la afección renal que padece.

Las autoridades eclesiásticas y departamentales mostraron su optimismo por la recuperación de la salud del líder católico que se prepara para recibir en su domicilio al papa Francisco en su visita a Bolivia entre el 8 y 10 de julio próximo.

"Yo creo que Dios le ha dado la oportunidad de recibir a su amigo, el papa Francisco, y él se siente feliz por todo lo que nos ha dicho, y bueno, ya vemos que está sonriendo, incluso, me han comentado que se ha deleitado con un helado y eso le da a Santa Cruz y a Bolivia el beneplácito que el representante de la fe en Bolivia está muy bien", dijo la gobernadora Ruth Lozada.

La situación de salud de Terrazas es de cuidado debido a que, al margen de la insuficiencia renal, también tiene un marcapaso en el corazón.