Escucha esta nota aquí

José Luis Camacho Miserendino  es presidente del Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida, conformado por las empresas Nacional Seguros Vida y Salud, Nacional Seguros Patrimoniales y Fianzas, TeCorp y Conecta. Desde enero de este año, la corporación expandió sus operaciones a Paraguay, donde adquirió por $us 3,5 millones a la compañía Fénix de Seguros y Reaseguros. 

  ¿Desde cuándo comenzaron a operar en Paraguay?

Expandimos nuestras operaciones a Paraguay en enero de este año. Hace tres años comenzamos a hacer las prospecciones del mercado internacional. Exploramos en los mercados de Ecuador, Perú y Paraguay, mercados muy similares al nuestro, principalmente en todo lo que tiene que ver con el aspecto sociocultural. Ya cuando entramos a la parte económica, por supuesto son mercados totalmente distintos y también en lo que significa el mercado de seguros.   

  ¿Por qué decidieron ingresar a ese mercado?

Luego de la búsqueda y los estudios de mercado correspondientes, nos decidimos por el mercado paraguayo porque en primas es muy similar al nuestro. El año pasado cerró con cerca de $us 450 millones netos de impuestos, mientras que el nuestro cerró con alrededor de $us 550 millones. Socioeconómicamente hablando son mercados muy similares los tres (Ecuador, Perú y Paraguay), pero el paraguayo se asemeja más al de Santa Cruz.  

  ¿Nacional Vida llega a Paraguay con su marca o a través de qué formato?

Hace dos años comenzamos las negociaciones con empresas paraguayas, hicimos un ‘roadshow’ con nuestra intención de compra y finalmente seleccionamos a la que queríamos comprar. En todo ese proceso nos acompañó Panamerican Securities, que es un banco de inversión bolivariano, con el cual trabajamos de forma conjunta y empezamos el ‘due diligence’ el año pasado a la firma que actualmente compramos, Fénix de Seguros y Reaseguros. Esta compañía fue fundada en 1976, tiene más de 40 años, tiene mucho prestigio y una larga trayectoria en el mercado paraguayo. Vamos a respetar el nombre, pero haremos un estudio de mercado para conocer cuáles serían las repercusiones de un cambio de nombre y de imagen. Nuestra idea es que en primera instancia tenga el sello de calidad del Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida.

 ¿Cuánto invirtieron en la compra de la empresa?

La negociación de compra empezó en septiembre del año pasado y terminó con la aprobación de la Superintendencia el 4 de enero de 2018. Nos aprobaron la compra y pagamos el 23 de enero. Hago esta explicación previa porque en realidad nuestra intención era comprar el 100%, pero con la cantidad de socios que tiene la firma y los traspasos que ya habían hechos a algunos de sus hijos, tuvimos que comprar solo el 90%. Seguimos negociando por el 10%, pero ya tomamos las riendas de la compañía. Nuestra idea, en el mercado paraguayo, como en cualquiera de los mercados a los que pretendemos entrar, es hacerlo con socios locales. El fin es comprar el 100%, para ceder el 40% a un grupo de la familia Robinson. Hemos invertido $us 3,5 millones, somos la primera empresa del sector en ingresar con capitales y tecnología boliviana al mercado internacional. En los 70 años de vida del sector asegurador nacional, ninguna compañía local traspasó fronteras. Es un orgullo poder desarrollar negocios más allá de nuestros límites.

 ¿Qué metas se han fijado para su primer año en el mercado paraguayo?

En los años 80, esta empresa llegó a ser líder en el mercado paraguayo, en estos momentos se encuentra en el puesto 18 entre 35 compañías, un escenario que es muy disperso. La firma líder tiene una participación de mercado del  19% y la nuestra solo el 2%.

Esperamos repetir la misma historia de Nacional Seguros en Bolivia, pasar de ser la última sociedad del mercado nacional a comienzos de siglo, a volverse líder, con el 40% del mercado, luego de 15 años de labor. Es un gran desafío, pero el mercado paraguayo tiene potencial. Paraguay tiene una concentración de población del 50% en Asunción, el PIB per cápita ($us 4.080) es el doble de Bolivia, un PIB similar, pero en menos cantidad de habitantes (seis millones). Asunción y Gran Asunción suman la población que hay en Santa Cruz y La paz, pero con el doble de poder adquisitivo.

 ¿A qué otros mercados ingresarán en el mediano plazo?

Nuestro grupo tiene la visión de diversificarse en otros países, estamos investigando en estos momentos en el norte argentino, norte chileno y el sur peruano. Esos son mercados distintos, tienen una concentración diferente y son muy competitivos en las capitales.

 ¿Cómo cerró el Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida el 2017?, ¿cuáles son sus perspectivas para 2018?

Nos fue muy bien, cerramos  con $us 116,3 millones en ingresos netos. Este año, el crecimiento del sector asegurador dependerá de la inversión pública y privada.