Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales pidió este martes a los indígenas de Ecuador que protestan contra el Gobierno de Rafael Correa que no sean "instrumentos de la derecha" y ratificó su respaldo al mandatario ecuatoriano.

"Yo quiero hacer un llamado a los compañeros indígenas de Ecuador, a los compañeros obreros, que no seamos instrumentos de la derecha", señaló Morales en un encuentro con campesinos en Tarija.

El pasado 2 de agosto, indígenas reunidos en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, Ecuador, iniciaron una marcha hacia Quito para exigir rectificaciones a Correa en temas relacionados, entre otros, con la educación y la reelección presidencial.

Los indígenas exigen la desaprobación de enmiendas constitucionales que trata la Asamblea Legislativa y que los grupos de oposición consideran que podrían perpetuar a Correa en el poder.

Se prevé que la marcha indígena llegue este martes a las afueras de Quito y que este miércoles ingrese a la ciudad, donde esperan que otros grupos populares se unan a la protesta.

Según Morales, lo que sucede en Ecuador es que la derecha "con apoyo internacional va usando a algunos hermanos indígenas" para que estos marchen contra el Gobierno de Correa, por quien ratificó su "respeto" y "admiración".

El mandatario boliviano acusó al "imperio" (como llama habitualmente a EE.UU.) y a la "derecha internacional" de promover golpes de Estado en el pasado y en la actualidad de usar "los derechos humanos" o algún conflicto social "para tratar de desgastar a estos procesos de profundos cambios" en América Latina.

"Ahora hay otra clase de golpe, el llamado golpe suave para Gobiernos que tienen una posición definida, para presidentes y pueblos que son antiimperialistas", sostuvo.

Morales estuvo enfrentado en 2011 y 2012 con nativos amazónicos que rechazan un proyecto impulsado por su Gobierno para construir una carretera que partirá en dos el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).