Escucha esta nota aquí

La no liberación de los cuatro detenidos frenó el diálogo entre el Gobierno y el Comité Cívico Potosinista (Comcipo). Tras 11 horas del encuentro y dos extensos cuartos intermedios, se definió reiniciar la cita hoy a las 09:00.

Los dirigentes movilizados en la sede de Gobierno expresaron una postura férrea, no continuar ningún tipo de conversación hasta que salgan de la cárcel sus compañeros. Los ministros intentaron persuadir para que levanten las medidas de presión e inicie el trabajo sobre los 26 puntos de su pliego continúe, pero no lo lograron. 

Una comisión jurídica concluyó, cerca de las 03:00 de la mañana, que se retire la apelación a la detención y se opte por exigir una audiencia de medidas sustitutivas. Sin embargo, se fijó para las 15:00 del lunes dicha comparecencia ante el juez.

La explicación, realizada por el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, explicó que es eventualmente difícil poder adelantar la audiencia, pero resaltó que los tiempos son "rápidos" en comparación con otros casos. 

Anteriormente, un debate en plenaria, por tiempo y materia, definieron los 52 miembros de la comisión potosina y los ministros de Gobierno, Carlos Romero; de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Obras Públicas, Milton Claros. También participa la viceministra de Electricidad, Hortensia Jiménez.

El dirigente cívico Jhonny Llally, enumeró los seis puntos que considera fundamentales que el Gobierno central atienda, tras incumplir las promesas acordadas y rubricadas por el presidente, Evo Morales: conflicto de límites interdepartamentales, fábrica de cemento, aeropuerto internacional, infraestructura vial, planta metalúrgica de Karachipampa, preservación del Cerro Rico de Potosí.

Posteriormente, Quintana respondió: "No se puede decir que no se esté haciendo inversión en el departamento de Potosí", luego de detallar los planes de Gobierno implementados en esa región, como los caminos interdepartamentales e intermunicipales creados y las "acciones en producción".

Luego, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, leyó artículos periodísticos y concluyó que los dirigentes cívicos, que llevan 20 días de protestas y bloqueos, tienen "una estrategia de desinstitucionalización del Estado, es una estrategia del poder dual". 

"Es un proyecto político. El federalismo no es un modo de administrar, sino un tipo de Estado. El mismo frente que ha postulado al señor Jhonny Llally se ha denominado Potosí Federal. (Buscan) Un modelo federalista siguiendo el mismo camino que el de los autonomistas de la denominada Medialuna, pero con métodos de reclamo cívicos. La legitimidad de esta movilización se pone en cuestión cuando hay un motivo político detrás de uno cívico".

A su turno, el dirigente cívico Jhonny Llally remarcó que "los compañeros se han visto engañados", porque asistieron a la reunión para tratar el pliego petitorio de 26 puntos, y no para un debate político.

"Yo no he venido aquí a debatir sino para ver el cumplimiento del pliego petitorio de 26 puntos. Para llegar al federalismo hay que cambiar la Constitución Política del Estado. No voy a entrar a su juego (ministro Romero), sobre federalismo y otras cositas. Siento que nos quieren cansar. Yo quisiera ir al punto. Quiero ir puntual al pliego petitorio, no cansemos a esta gente. Puntual: ¿Hay?, ¿no hay? Quiero que hablemos de la demanda del pueblo potosino", señaló Llally.

Presos queda en manos de la justicia
?

Apenas iniciado el cónclave, minutos antes de las 15:00, Comcipo solicitó que se instale la audiencia de los cuatro detenidos en la cárcel de San Pedro y desde el Gobierno se recomendó conformar una comisión jurídica para que se vea cómo hacerlo factible. 

Romero ofreció a los cívicos poner a disposición instrumentos técnicos jurídicos, pero negó la posibilidad de resolver la libertad. "No me pidan que les diga cuál va a ser la decisión del tribunal judicial", declaró al especificar que ese será un tema del Órgano Judicial.  

"La manera más rápida (para la liberación de los cuatro aprehendidos) es pedir medidas sustitutivas, pero ustedes optaron por la apelación, que lleva más tiempo", detalló la autoridad y recordó que la parte accionante en la denuncia es el Ministerio Público, no el Gobierno.

Minutos después de reiniciado el diálogo este sábado, tras el primer cuarto intermedio, Quintana explicó que el Gobierno y Comcipo formaron seis comisiones para analizar el pliego petitorio del Comité Cívico para ver la estrategia de atención de sus pedidos.

Agregó que se distribuyeron los 26 puntos del pliego petitorio en la Comisión de Minería; Comisión Social, para tratar temas de educación y salud; Comisión de Infraestructura; la comisión de Industrialización y Desarrollo Productivo; la Comisión de Hidrocarburos, y la Comisión de Medio Ambiente, que tenía que ver particularmente con el proyecto de la Planta de Tratamiento de residuos sólidos.

Conoce más¿Qué es lo que Potosí le pide al Gobierno?

Acuerdos para la reunión

El diálogo se realiza con el fin de solucionar la huelga general que paraliza y aísla a esa región del país por 20 días, hasta esta jornada y que es reforzada por piquetes de huelga en diferentes espacios, incluyendo iglesias. 

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, hizo el anuncio al final de una reunión con el líder del Comité Cívico, Jhonny Llally, y con dirigentes de los sindicatos mineros del Estado y de las cooperativas mineras, que apoyan a Potosí en su demanda de proyectos de desarrollo.

Dijo que al final de la negociación, sus conclusiones serán presentadas al presidente Evo Morales, en un acto con los dirigentes del Comcipo, que encabezan la protesta regional que se trasladó hasta la sede de Gobierno..

Asimismo, agregó que se determinó que "se hagan los trámites necesarios" ante la Fiscalía para liberar a los cuatro manifestantes potosinos, tres mineros y un periodista, que están detenidos desde el miércoles acusados de haber causado destrozos en una protesta.