Escucha esta nota aquí

La única vocal, de cinco, que no había renunciado al cargo en el Tribunal Departamental Electoral (TDE) de Chuquisaca, Zenaida Navarro, fue destituida ayer por la sala plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE), cuyas autoridades argumentaron que la ahora exautoridad cometió faltas graves y muy graves en el ejercicio de sus funciones.

“Sancionar a la ciudadana Zenaida Navarro Ramos con la destitución del cargo de vocal del Tribunal Electoral Departamental de Chuquisaca”, refiere la resolución del TSE; luego añade y declara “extinguida la acción disciplinaria contra las ciudadanas y ciudadanos Ramiro Tinuco Salazar, Aldo Chungara Reyes, María Elizabeth Quispe Flores y Norma Concepción Espinoza Trujillo por haber cesado en sus funciones con las renuncias presentadas ante la Cámara de Diputados”, dice el documento.

En ninguno de los casos los vocales del TSE se manifestaron en favor de remitir el caso a la justicia ordinaria porque la denuncia no contempla delitos electorales; aunque la denunciante del FRI, Hilda Saavedra, dijo que hay delitos y que ellos acudirán a instancias internacionales en demanda de justicia porque, en su criterio, debe repetirse la elección en Chuquisaca y de la que salió favorecido el actual gobernador, Esteban Urquizu (MAS).

Sin embargo, el vocal José Luis Exeni, en una corta declaración, afirmó que no se puede repetir una elección cuando la misma es un proceso precluido y, por tanto, descartó cualquier posibilidad.
En la capital

Luis Ayllón, excandidato a alcalde; la diputada Lourdes Millares (PDC), y el candidato perdedor Damian Condori se pronunciaron por una nueva elección o una segunda vuelta entre los más votados.

Pero los oficialistas, a través del asambleísta Pablo Pérez, afirmaron que los vocales no cometieron delitos si no “imprecisiones”, que les costó el cargo y negó la posibilidad de una segunda vuelta o nueva elección.
El gobernador Esteban Urquizu no apareció ante los medios, pero su secretario general, Ever Almedras, dijo que la principal autoridad no renunciaría a su cargo.

En La Paz, la destituida vocal Zenaida Navarro dijo que su colega Ramiro Tinuco era el responsable del Sifde en Chuquisaca y que él debió publicar la resolución, por tanto, afirmó es el principal responsable de que no se haya publicado; las dos vocales renunciantes, María Quispe y Norma Espinoza, llegaron hasta el TSE a notificarse y salieron molestas del edificio y dijeron estar dispuestas a encarar el caso en la justicia ordinaria