Escucha esta nota aquí

La Federación de Transporte Libre de Cochabamba hoy inició un paro con al menos una decenas de puntos de bloqueo en rechazo a una norma municipal que instruye el cambio de modalidad para este sector. Esta federación aglutina a minibuses, trufis y algunas líneas del transporte interprovincial al trópico y Sacaba.

El proyecto de ley que está en manos del Concejo Municipal para su respectivo análisis y aprobación, tiene el objetivo de reducir paulatinamente el “microtransporte” en la ciudad, es decir, minibuses y trufis. 

La medida de presión de los choferes rechaza la aprobación de dicha ley elaborada por la Dirección de Movilidad Urbana de la Alcaldía de Cochabamba que tiene la intención de reducir el número de líneas de trufis y minibuses para dar paso a la masificación del servicio de transporte en la ciudad en una plazo de tres años, con el uso de unidades de mayor capacidad de pasajeros.

Uno de los puntos que amaneció bloqueado desde muy temprano es el puente entre Quillacollo y Cochabamba, además de la zona central de la ciudad y las principales avenidas. Los transportistas libres, que están agrupados en 10 líneas, piden el mismo trato que se da al sector federado.

Ayer se anunció que este jueves a las 11:00 habrá una reunión entre el sector en conflicto y autoridades municipales como el secretario ejecutivo Álex Contreras, a fin de negociar una solución.