Escucha esta nota aquí

Un colombiano de 41 años fue la víctima del parásito estomacal Hymenolepis nana (H. nana), que le transmitió cáncer y luego de caer gravemente enfermo, murió. 

Este es el primer caso que se conoce de trasmisión de células cancerígenas de un parásito a un humano"Hay algo muy especial sobre estas especies. Es capaz de realizar todo su ciclo de vida en un huésped y esto lo hace absolutamente único", explicó el doctor Peter Olson, especialista en H. nana del Museo de Historia Natural en Londres, según publicó la revista Semana. 

Cerca del 90% del cuerpo del gusano se dedica a la reproducción y todos los días arroja miles de huevos al intestino de su huésped.

El editor de salud de la BBC, James Gallagher, explicó que lo que ocurrió en este caso fue que, en vez de que el gusano desarrollara cáncer, se cree que uno de los huevos penetró el revestimiento de los intestinos, mutó y se volvió cancerígeno.

La víctima padeció fatiga, fiebre, tos y pérdida de peso. Aunque también hacía siete años que le habían diagnosticado VIH, pero no estaba recibiendo tratamiento.

Un examen de heces reveló que tenía el parásito estomacal, que se estima afecta a 75 millones de personas en el mundo.