Escucha esta nota aquí

Una de las grandes preocupaciones que tienen las personas que quieren comprar un auto de segunda mano es saber si el vehículo que están por adquirir no es clonado. Ante esa situación, A Todo Motor le enseña cómo despejar sus dudas.

De acuerdo con la Dirección de Investigación y Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), lo primero que el comprador tiene que hacer es verificar la residencia del vehículo, es decir donde se encuentra registrado y en qué municipio paga impuestos. Esto se puede realizar en la web del Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT): https://www.ruat.gob.bo/vehiculos/consultageneral/InicioBusquedaVehiculo.jsf.

El segundo paso es la revisión del chasis, el cual lleva un solo número que identifica al motorizado. Se puede hacer en la web: http://diprove.policia.bo/index.html.

Finalmente, hay que cerciorarse que la placa no sea clonada. La Aduana Nacional recomienda hacerlo en su sitio: https://www.aduana.gob.bo/aduana7/placas2. Allí se coloca el número de la placa del vehículo que se pretende adquirir, para verificar que la matricula no se encuentre reportada como clonada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).  

Con estas tres simples acciones, las personas que pretendan comprar un motorizado que no sea de tienda, pueden obtener información sobre el vehículo.