Escucha esta nota aquí

El volante que llevarán todos los Mercedes desde ahora puede parecer raro y, desde luego, con dos radios dobles en paralelo, lo es. Sin embargo, recién estrenado en el Mercedes Clase E Coupé y Cabrio, desde la marca han confirmado al portal español Autobild que se irá convirtiendo en estándar para todos sus modelos.

"Es la manera más lógica que hemos encontrado para agrupar la creciente gama de utilidades en familias de funciones dentro del volante de Mercedes", reconocen desde el departamento de comunicación internacional de producto. Más que las superficies de mando de color negro muy brillante, en el nuevo volante de la marca llama la atención la configuración de dos radios dobles.

Aunque, en realidad, lo que incorpora este raro volante de Mercedes es muchas novedades tecnológicas. Para empezar las funciones de mando del cuadro de instrumentos y el visualizador de medios se utilizan elementos de control táctiles de tipo capacitativo, y no óptico como hasta ahora.

Los dos brazos superiores del volante de los nuevos Mercedes están dedicados cada uno a navegar por las diferentes funciones que se visualizan en el cockpit (radio de la izquierda), que tienen que ver con la conducción y, en la gran pantalla del salpicadero (radio de la derecha), que maneja las aplicaciones de confort y entretenimiento.

En el radio inferior izquierdo del volante Mercedes 2020 se maneja el control de crucero adaptativo con regulación de distancia y, en el radio de la derecha, el teléfono y la radio. Una configuración que puede parecer compleja, pero que en realidad es más intuitiva.



Como se puede ver en la foto superior, que pertenece a un modelo AMG, el volante de los Mercedes desde ahora lleva, además -solo para los acabados deportivos o con tracción total- dos mandos circulares, también dispuestos uno a cada lado. Con el botón de la izquierda, se controla el programa de la tracción 4MATIC y, con el de la derecha, el perfil de conducción.

Además, el nuevo volante que van a llevar todos los Mercedes incorpora muchos más sensores que anteriormente, que permiten a los vehículos verificar la atención del conductor de manera mucho más eficaz. La detección de las manos alejadas del volante utiliza ahora sensores capacitativos, lo que aumenta el confort de manejo durante la conducción parcialmente automatizada porque el conductor no tiene más que poner las manos sobre la dirección para anular los asistentes sin necesidad, como antes, de aplicar un par de giro. 

Esto se ha logrado gracias a la integración de una rejilla de sensores que permiten al sistema reconocer si el conductor separa las manos del volante durante un periodo de tiempo determinado. En ese caso, se inicia una cadena de advertencias que, en última instancia llevan a la activación del asistente de parada de emergencia. Así es que, vete acostumbrando al nuevo volante de los coches de Mercedes.