Escucha esta nota aquí

En el marco de la pandemia del coronavirus, Fiat se encuentra atravesando una reestructuración de cara a los próximos años con un proyecto que incluye cambios en la identidad de marca, la expansión de la gama de modelos, nuevos motores, transmisiones automáticas de tipo CVT, entre lo más destacado.

El anuncio, de acuerdo con el portal Parabrisas, fue realizado por la automotriz frente a distribuidores, donde la idea será seguir varios de los pasos iniciados hace poco tiempo con el lanzamiento de la nueva Strada. El logo de la marca se encontrará identificado por las cuatro letras bien estilizadas y casi sin espacios entre sí y a su vez volverá apostar por uno de los logos más característicos de los años 80 y 90.

Se trata de las barras diagonales, aunque esta vez serán cuatro en vez de cinco y de un extremo tendrá el color verde y del otro estará presente el rojo, mientras que las barras del medio serán blancas. La idea es aumentar el ADN italiano e identificar al modelo con la bandera del país de origen de la marca.



Según reveló Motor 1, el plan consiste en cambiar la comunicación visual de los concesionarios, los co-workings de la empresa y hasta modificar el family feeling de los distintos modelos de cara a 2022.

Esta transformación irá de la mano con los lanzamientos de las dos nuevas vagonetas que la marca prepara para los próximos años, los motores turbo y las transmisiones CVT. En el caso de la caja automática debería llegar con Strada entre fines de 2020 y principios de 2021. Los impulsores con turbocompresor serán un 1.0 turbo de tres cilindros y un 1.3 de cuatro. El más pequeño estará presente en la renovada familia Argo-Cronos y en el nuevo SUV compacto que se lanzará el año que viene, mientras que el más grande será una de las grandes apuestas de la nueva Toro 2021 y el sport utility mediano que derivará del concepto Fastback, estimado para 2022.