Escucha esta nota aquí

En abril de 2015 un comunicado de la alianza Renault-Nissan sorprendía a la industria automotriz mundial: ambas compañías daban a conocer una inversión de $us 600 millones  para producir tres nuevas camionetas en la emblemática planta cordobesa de Santa Isabel, propiedad de la marca del rombo. Así lo informó el portal parabrisas.com.

La noticia cobró trascendencia rápidamente, no solo por la incursión de Renault en el segmento de las camionetas medianas con la Alaskan, sino porque, además, convertiría a Nissan en una nueva terminal automotriz en Argentina.

Como si eso fuese poco, el tercer modelo en compartir esa plataforma sería la primera camioneta mediana de la era moderna de Mercedes-Benz, la Clase X que, si bien llegó a producirse en Europa, lamentablemente no pudo materializarse en la Argentina, ya que la marca alemana decidió cesar su producción a esala mundial por cuestiones estratégicas y económicas.

Nissan fue la encargada de inaugurar las flamantes líneas de montaje de la remozaba fábrica cordobesa a mediados de 2018 con la Frontier y estaba pautado que Renault hiciera lo propio posteriormente, pero distintos factores fueron retrasando su producción, incluso se llegó a sembrar un manto de duda sobre su materialización, sobre todo teniendo en cuenta el ante-cedente de Mercedes-Benz.

Si bien desde la marca francesa siempre mantuvieron el discurso de que tarde o temprano fabricarían Alaskan en la Argentina, la confirmación es significativa en medio de un contexto de incertidumbre para el mercado automotor local.



Pablo Sibilla, presidente y director general de Renault Argentina, dijo que iniciarán la producción local de Alaskan hacia fin de 2020, en principio solo para abastecer el mercado argentino (luego se incorporarán otros de Sudamérica).

“Nuestra fábrica de Santa Isabel en Córdoba se va a convertir en referente de la producción regional de vehículos comerciales livianos. Este es el perfil que hemos definido para este centro industrial que en 2020 cumple 65 años ininterrumpidos de trabajo. Vamos por otros 65 años más de éxitos, confirmando una vez más la apuesta de Renault al desarrollo industrial del país”, agregó Sibilla.