Escucha esta nota aquí

Luego de que se filtraran algunas imágenes, Toyota decidió introducir cambios profundos en la octava generación de su camioneta Hilux. El vehículo que nació en 1968, ahora adopta un frontal de parrilla más grande y mucho más protagonista y un parachoque de líneas más modernas. Además de lo estético, mejora también bajo el capó.

En concreto, el motor turbodiésel 2.8 litros que impulsa a las Hilux tope de línea de la actual versión y a la Hilux GR Sport, gana nada menos que 30 caballos, para una cifra total de 204 Hp (antes 174 caballos). Asimismo, salta de 450 Nm a 500 Nm de fuerza torsional, en un rango más amplio de revoluciones, pero partiendo del mismo piso. 

Ahora entrega un caudal de entre 1.600 y 2.800 rpm (antes solo hasta 2.400), lo que, indica Toyota, también contribuye a una mejora en el consumo. Este mismo trabajo se ha traspasado al motor 2.4 litros de entrada, aunque el comunicado de la empresa no menciona si es que también este propulsor más pequeño creció en potencia. En la actual Hilux, el bloque 2.400 cc produce 148 caballos y 400 Nm de par.


Para una mejora en la tracción, los ingenieros rebajaron el ralentí (mínimo de revoluciones por minuto) desde 850 rpm hasta 680 rpm, de forma de asegurar una salida más contenida y con mayor agarre en terrenos de poco grip. Otra mejora viene dada en términos de suspensión, que fue optimizada para ofrecer una mejorada estabilidad y absorción de las imperfecciones del camino. 

“Estas actualizaciones están dirigidas a acentuar aún más la comodidad, similar a la de una vagoneta de lujo”, dice el comunicado. 

En tanto, en el habitáculo la gran mejora se aprecia en el lado del sistema de infoentretenimiento, que ahora sí soporta conectividad con Apple CarPlay (no con Android Auto). La pantalla es táctil y de 8 pulgadas. Mira aquí el vídeo oficial de la flamante Toyota Hilux 2021.