Escucha esta nota aquí


Para defender hay que amar y para amar hay que conocer. Pasada la emergencia por los incendios forestales, es hora de otro tipo de acción. Es tiempo de descrubrir, apoyar y alentar. 

Este año, la Chiquitania vivió uno de los desastres naturales más graves de su historia. Como toda crisis, esto también trajo una oportunidad: la de valorar los tesoros naturales de la zona. Con esto en mente, no hay mejor momento para darse una escapada por aquellos paisajes deslumbrantes para verlos retoñar y luchar por seguir siendo uno de los puntos más diversos en fauna y flora del mundo, con ese toque de cultura e historia viva que hacen de la Chiquitania un lugar tan mágico como auténtico. 

ATM te trae tres rutas para todos los gustos: una corta con espejos de agua y cascadas ideales para un fin de semana en el caliente verano que se viene. La Ruta 4, que te lleva por algunos de los paisajes más llamativos y únicos del planeta, entre ellos Chochis, el Valle de Tucabaca, Roboré y Aguas Calientes. Por último, un circuito para conocer las catedrales jesuíticas, uno de los emblemas de esta zona cargada de historia colonial. Ya sea por un par de días o en una vacación completa, la Chiquitania es ideal para viajes en auto porque las carreteras están en buenas condiciones y la geografía acompaña con caminos variados y de largas rectas. A ponerle el pecho y las llantas al desastre y comprobar que se necesitará mucho más que un fuego para quitarle el brillo a estos pueblos deslumbrantes.


RUTA DE FIN DE SEMANA 


A 225 kilómetros de Santa Cruz, San Javier es un pueblo con casas de tejas colonial, horcones de madera y patios centrales. La plaza está adornada por centenarios toborochis de amplias panzas y una iglesia jesuítica que todo boliviano debería conocer. En los alrededores está Los Tumbos, una caída de agua ideal para los días de calor, los pintorescos bosques de palmeras y los parques de piedra, algo único y muy icónico de la zona. 

A 57 Kilómetros de San Javier, se encuentra Concepción, otro pueblo emblema de la Chiquitania, cuya catedral guarda tallados en madera que han sido nombrados Patrimonio de la Humanidad. Uno de los principales atractivos de Concepción es su represa, donde se practican deportes acuáticos y en cuyas orillas hay balnearios y lugares ideales para pasar un día al aire libre. Por su cercanía con la capital cruceña, estos destinos son ideales para una escapada de fin de semana.


RUTA JESUÍTICA

El camino para conocer las iglesias más emblemáticas de las misiones jesuíticas hace una vuelta que es llamada el Circuito Chiquitano. Incluye San Javier, Concepción, San Ignacio de Velasco, San Rafael, Santa Ana y San José de Chiquitos. Un recorrido de alrededor de 1.200 km -que incluye un largo trecho de tierra entre San José y San Rafael- y que permite visitar las principales catedrales jesuíticas, piezas de historia viva patrimonio de la humanidad.

 En esas ciudades puede verse a niños construyendo y practicando instrumentos de música clásica y autóctona, entre otras tradiciones. Un recorrido recomendado para una vacación y mucho mejor si se hace durante alguna de las actividades culturales de la zona como el Festival de Música Barroca, las ferias gastronómicas o el Festival Internacional de Teatro.


RUTA 4

Financiada por la Unión Europea e inaugurada hace menos de 10 años, la carretera Bioceánica entre Santa Cruz y el punto fronterizo de Puerto Quijarro es uno de los mejores y más fáciles caminos del país. Pero sobre todo, aquí encontrarás serranías de piedra roja que brotan como gigantes entre la selva en Chochis, un sin fin de cataratas y caídas de agua en Roboré, un mirador para dejarte hipnotizar por un océano infinito de árboles en Santiago de Chiquitos y ríos de aguas termales con barros medicinales en Aguas Calientes. Varios de estos destinos merecen dos o tres días para recorrerlos, por lo que para muchos es una ruta recurrente que se descubre de a poco y con mucho gusto.