Escucha esta nota aquí

Este sábado (15:30) Destroyers y Real América disputarán la primera semifinal entre ambos equipos por la Copa Simón Bolívar. En este primer partido, el equipo cuchuqui oficiará de local para efectos de recaudación, pero antes que la bolsa lo que a la dirigencia y a los jugadores les interesa es el triunfo.

Solo uno de los dos equipos pasará a la final, de un torneo que premiará al campeón con un cupo directo al fútbol profesional. La última vez que se enfrentaron, por el torneo de la Primera A, fue triunfo de Destroyers por 4-0. El campeón y subcampeón del fútbol cruceño se volverán a enfrentar, en una instancia decisiva para sus aspiraciones futuras.  

Diego Paz habló de la importancia de ese encuentro, en una fase que no admite errores. El mediocampista es el conductor del equipo cuchuqui y una de las figuras más relevantes de un plantel que estuvo invicto durante 46 partidos, entre torneos de la Primera A, Copa Bolivia y Simón Bolívar.

Destroyers descendió de la Liga en la temporada 2007 y nunca más pudo volver. En esta oportunidad, una década después, está a dos pasos de lograr ese gran objetivo, pero para eso ocurra tendrá que sacar primero del camino a un rival que ha venido siendo una piedra en el zapato. “Más que una ilusión, es un sueño que Destroyers esté de nuevo en la Liga, y para ese sueño tenemos que trabajar, poner los pies sobre la tierra y confiar en Dios”, indicó Paz, uno de los capitanes del equipo que dirige el brasileño Ubirajara Veiga.

“Es una obligación ganar para nosotros, hay que comenzar con el pie derecho en esta primera semifinal. Vamos a tratar de darlo todo para que nos quedemos con los tres puntos”, manifestó el mediocampista.

Invitación

Por otra parte, integrantes de la directiva de las divisiones menores del club convocaron, a través de una conferencia de prensa, a los hinchas y simpatizantes de Destroyers para que se hagan presentes este sábado en el Tahuichi para alentar al equipo. 

Comentarios