Escucha esta nota aquí

La temporada 2020 quedó atrás, con un campeonato atípico, dividido en dos a causa de la pandemia.

Noventa y ocho partidos en cuatro semanas y dos días, treinta y tres días para meter las catorce fechas que estaban pendientes del Torneo Apertura, obligaron a los entrenadores a modificar formaciones cotejo tras cotejo, por desgaste, a causa de lesiones o enfermedades.

El ritmo sin pausas del campeonato no impidió la tarea de evaluar desempeños en el afán de elegir el equipo del año.

En algunos casos la balanza se inclinó a favor de aquellos que disputaron más partidos y mantuvieron una regularidad en su desempeño, y también, en algunos casos, a favor de quienes terminaron con sus equipos en una mejor ubicación en la tabla.

En este juego totalmente subjetivo nos inclinamos por once, dejando fuera a algunos jugadores que hicieron también un buen campeonato.

Asad e Illanes, en el podio de los vencedores

Omar Asad tuvo el mérito de llevar al título a Always Ready, pero no lo dirigió todo el campeonato. Llegó a once fechas del final para reemplazar a Eduardo Villegas.

El Turco lo recibió en el cuarto lugar, pero a solo dos puntos de distancia del puntero The Strongest.

Retocó el equipo, le imprimió su impronta ofensiva, y Always marcó diferencia goleando y equivocándose menos que los otros que también aspiraban a lograr el título

Alberto Illanes realizó una destacada labor en The Strongest. Lo mantuvo al frente casi todo el año, siempre protagonista, le ganó a Always Ready y a Bolívar partidos decisivos en la recta final.

Tuvo un traspié en Montero, ante Guabirá, que le costó el campeonato. El Tigre ganaba el partido y de pronto perdió por un error de su zaga.

Asad e Illanes, los dos merecen estar en el podio.

Comentarios