Escucha esta nota aquí

El jueves 26 de este mes, el plantel de Nacional Potosí fue sometido a las pruebas PCR para detectar si existían casos de coronavirus. Un día después, a la espera de los resultados, se enfrentaron a Always Ready, en el estadio Municipal de El Alto. El DT Sebastián Núñez tomó en cuenta a todos los futbolistas, pues hasta ese momento no existía un impedimento para que disputen el partido.

El sábado llegaron los resultados de los futbolistas, cuerpo técnico, médico y personas que colaboran en el trabajo diario. Para la sorpresa del grupo, dos jugadores habían dado positivo. Uno de ellos fue titular ante el equipo millonario, mientras que el otro estuvo en la banca de suplentes esperando su oportunidad, pero no la tuvo en esa jornada.

Las alarmas se encendieron en la interna de la banda roja y es por eso que a ambos les realizaron el test Elisa (prueba a través de la sangre), los dos dieron negativos. De todos modos, los profesionales médicos les dieron los lineamientos para que se aíslen y cumplan con un tratamiento preventivo.

Fabol lo denunció

La mañana de este lunes, Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) denunció ante la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) la situación, pues temen que un descuido en la programación de los exámenes y la entrega de los resultados pueda ocasionar una ola de contagios entre los jugadores del balompié nacional.

“Lo preocupante es que estos futbolistas disputaron el partido contra Always Ready, el viernes 27 de noviembre, después de confirmar que estaban contagiados de Covid-19”, dice la carta que envió Fabol a Fernando Costa, titular federativo; sin embargo, desde la interna de Nacional confirmaron que no conocían los casos hasta el sábado.

Nacional no aclaró

Cerca de las 13:30, Roberts Beltrán (dirigente de Nacional Potosí), Andrés Costa (presidente de Always Ready) y Erick Koziner (jefe médico de Always Ready) brindaron una rueda de prensa para negar que se incumplieron los protocolos de bioseguridad, pero confirmaron los dos casos.

DIEZ le pidió a Beltrán que puede hacer una cronología de los hechos para dar tranquilidad de los jugadores y a sus familias, pero este se limitó a decir que Fabol brindó una información errada.

“Miguel Quiroga recibió una llamada de este señor (David Paniagua, secretario general de Fabol), pero todo lo que conversaron fue tergiversado. Cambió las palabras del jugador. Miguel solo le confirmó sobre los dos casos, mientras que este señor le dijo que contaba con las pruebas de esta situación”, aseguró Beltrán.

Lo cierto es que, en las próximas horas, los dos futbolistas recibirán los resultados de las nuevas pruebas PCR que les realizaron. Por el momento, no han presentado síntomas.

El resto del plantel, que disputó el partido con Wilstermann este lunes (2-1), también será evaluado entre miércoles y jueves, ya que estuvieron en contacto con los infectados. Antes de que inicie este encuentro, el médico del club, Diego Velásquez, dijo a DIEZ que estaban aptos para jugar este cotejo porque tenían la prueba PCR negativa.

Comentarios