Escucha esta nota aquí

Su serenidad y capacidad para convocar al diálogo fueron determinantes para que los dirigentes a G-8 lo elijan como candidato a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para que concluya la gestión del desaparecido César Salinas (2022). Ángel Fernando Costa Sarmiento es argentino de nacimiento, pero también tiene nacionalidad boliviana. 

Es hijo del nacional Ángel Costa y de la argentina Adela Sarmiento. Nació el 27 de agosto de 1970, en Corrientes, Argentina. Llegó a Bolivia a sus seis años y desde entonces reside en el país. Es padre de Andrés, Alejandra y Luciana. Su bachillerato lo realizó en el colegio San Calixto, de La Paz.

Inició sus estudios a escala de licenciatura en la Universidad Católica Boliviana. Luego decidió trasladarse a Santa Cruz para terminarlos en la NUR. Logró el título de ingeniero comercial, gracias a una beca que consiguió por su buen rendimiento. Posteriormente concluyó una maestría en Administración y actualmente cursa un doctorado en la misma área, en la Universidad de San Lorenzo, de Paraguay.

Fue vicepresidente de la Escuela Europea de Negocios y es presidente de la Universidad Tecnológica Boliviana (UTB) desde hace 12 años. También es el máximo representante del Club Acuático Yungas (el primer parque acuático de La Paz). Es docente invitado en casas superiores de estudios superiores. Asimismo, está inmerso en el negocio inmobiliario.

Sus primeros pasos en la dirigencia deportiva

Desde que se hizo responsable de la UTB empezó a apoyar a deportistas de diferentes disciplinas, como atletismo, boxeo y ráquet, entre otras. “Esta vinculación y el cariño al deporte hizo que la familia Carrasco nos proponga hacernos cargo de Always Ready (como presidente) en un momento muy crítico, en 2015”, contó a DIEZ.

Costa y su familia asumieron este reto 15 días antes del torneo de la Primera A de la Asociación de Fútbol de La Paz. Improvisaron un equipo, por el corto tiempo, pero se clasificaron a la Copa Simón Bolívar en la que participaron en 2016 y 2017. 

En 2018, CAR fue campeón del torneo de la asociación. Luego se coronó como campeón de la Copa Simón Bolívar y consiguió, después de 27 años, acceder a la División Profesional.

“Desde que asumimos el mando, el objetivo era que Always Ready retorne al profesionalismo. Logramos armar un plantel competitivo. El camino del ascenso fue duro y por eso conocemos las realidades de la División de Aficionados”, comentó.

En la División Profesional, Costa logró que su club sea un referente, fue el más taquillero en 2019. Su proyecto lo llevó a El Alto para disputar sus partidos de local en el estadio Municipal. Actualmente, Always Ready es líder del torneo Apertura (21), junto a The Strongest, tras doce fechas disputadas y a la espera del reinicio del campeonato. 

En agosto iniciaron la obra del Centro de Alto Rendimiento Always Ready y será inaugurado a mediados de diciembre de este año. “Estamos importando equipos tecnológicos para los futbolistas. Sabemos que es parte importante de su preparación”, explicó Costa. 

Su candidatura

“Considero que nuestro trabajo ha sido bien valorado. Hemos tenido la capacidad de levantar a una institución que estaba por desaparecer”, dice Costa después de haber recibido el apoyo de The Strongest, Nacional Potosí, Real Potosí, Real Santa Cruz, San José, Aurora y Municipal Vinto para postularse como sucesor del desaparecido César Salinas.  

Costa se convirtió en un puente entre el G-8 y el G-6 (Wilstermann, Bolívar, Oriente Petrolero, Royal Pari y Guabirá). Fue el mediador para que, después de más de cuatro meses, los 14 clubes se reúnan. Ahora asoma como candidato a la FBF.