Escucha esta nota aquí

Miércoles negro para Aurora. En esta jornada, el club celeste de Cochabamba tuvo dos fallos en contra de tribunales deportivos

El primero fue por la impugnación de Jaime Cornejo, presidente de Aurora, contra Royal Pari por el partido del pasado 11 de marzo, en el estadio Félix Capriles, que terminó a favor el cuadro cruceño por un holgado 8-0.

En esa oportunidad, Aurora presentó un equipo juvenil debido a que no dejó que el plantel profesional ingrese al estadio, ya que previamente había pactado con sus colegas de Royal Pari no jugar el partido en apoyo a su gremio (Fabol), que se oponía a que entre en vigencia el Tribunal de Apelación por considerarlo ilegal porque atenta contra los intereses del jugador.

El partido se jugó, aunque tras el pitazo inicial del árbitro (Jordi Alemán), los jugadores de Royal Pari se sentaron en la cancha durante 20 segundos, a espaldas de sus rivales, en señal de protesta.

Este gesto fue observado por Cornejo y su directorio. En la demanda pidieron al Tribunal de Disciplina Deportiva (TDD) de la Federación Boliviana de Fútbol que aplique el  artículo 57 del Código  Disciplinario de la FBF, pues consideran que hubo una intensión de jugar a desgano, lo cual implicaría como sanción la pérdida de 3 puntos por ese parido, más otros nueve como sanción.

El TDD emitió este miércoles una resolución, tras la evaluación del caso en la que responde en su conclusión, amparado el artículo 96 del  Estatuto de la FBF,  de la siguiente manera:

“Declarar improbada la impugnación interpuesta por el club Aurora en contra del club Royal Pari, por no haberse  acreditado la existencia de una actuación antirreglamentaria tipificada en el artículo 57 del Código Disciplinario por parte de los jugadores del club Royal Pari, en el partido disputado entre ambos equipos en fecha 11 de marzo de 2021”.

El otro fallo en contra tiene relación a la demanda presentada por el jugador cochabambino John Mena, que a principio de temporada tuvo complicaciones para fichar por otro club porque Aurora se lo impidió argumentando que el joven futbolista aún tenía contrato con la entidad celeste.

Mena en su momento denunció a Aurora por maltrato, ya que no le cubrió los gastos para recuperarse de una grave lesión y tampoco le pagó sus salarios mensuales, que era menos que un sueldo mínimo nacional, lo cual era ilegal.

Esta situación llevó al futbolista a iniciar un proceso ante el Tribunal de Resolución de Disputa (TRD) en la que pidió “Rescisión unilateral de Contrato Deportivo de Trabajo, reintegro de sueldos, devolución de gastos médicos, pago de sueldos correspondientes hasta la finalización del contrato, indemnización, sanciones deportivas contra el club y se declare expresamente la pérdida del derecho de formación que le corresponde del club".

El TRD dio por probada la demanda de Mena en la resolución que hizo conocer este miércoles y, además, ordena a Aurora el pago de Bs 19.202 al futbolista.

Comentarios