Escucha esta nota aquí

Jaime Cornejo, presidente de Aurora, no es optimista respecto a la posibilidad de que la temporada de competencia se reanude a fines de octubre, tal como lo propondrá la Federación Boliviana de Fútbol al Gobierno nacional para obtener el permiso sanitario correspondiente.

“Lo veo muy complicado que el campeonato se pueda jugar este año. Hay muchas dificultades que ha generado la pandemia y es incierta la fecha que se podría volver”, dijo Cornejo, quien también forma parte del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol.

Cornejo explicó que por este motivo licenció al plantel, que no entrena desde abril por la paralización del torneo Apertura.

“Al equipo le hemos pagado salarios hasta junio. Debemos de julio a noviembre; son cinco cuotas que vamos a negociar”, sostuvo el directivo cochabambino.