Escucha esta nota aquí

Un 737 Max de Gol a punto de aterrizar en Porto Alegre,
Reuters
Un 737 Max de Gol a punto de aterrizar en Porto Alegre, después de meses sin vuelos con pasajeros del modelo.

El polémico Boeing 737 Max está de vuelta a los cielos.

La brasileña Gol se ha convertido en la primera aerolínea en reanudar los vuelos comerciales con él, que fue retirado del servicio a nivel mundial en marzo de 2019, después de que dos aviones de este modelo se estrellaran, causando la muerte de 346 personas.

Después de meses de revisión, el primer vuelo con pasajeros despegó del aeropuerto de Sao Paulo, Brasil, con destino a la ciudad de Porto Alegre.

Gol había informado previamente de que 140 de sus pilotos han recibido entrenamiento en Estados Unidos sobre el manejo del avión, que ha visto renovados y revisados algunos de sus principales sistemas.

Hasta ahora, solo Estados Unidos, país sede de la compañía fabricante, y Brasil han dado el visto bueno a una aeronave cuyos percances iniciales supusieron un duro revés para las cuentas de Boeing y acusaciones de negligencia en la seguridad.

Gol es la mayor compañía aérea de vuelos domésticos de Brasil, tiene unidades de Boeing 737 Max y planea utilizarlos en 27 rutas de vuelos domésticos.

Boeing se vio obligado a dejar en tierra todos los 737 Max después de dos siniestros ocurridos en un lapso de cinco meses en los que 346 personas perdieron la vida.

El gigante estadounidense de la aviación ha llevado a cabo desde entonces una serie de modificaciones que incluyen la actualización del software de control de vuelo, la revisión de los procedimientos de la tripulación y una nueva distribución del cableado interno del avión.

Unidades del 737 Max, aparcados en el aeródromo de Moses Lake, en Washington.
Reuters
Ryanair ha anunciado un pedido de unidades del 737 Max.

El vicepresidente de Gol, Celso Ferrer, dijo tener plena confianza en la seguridad del avión después de la revisión de Gol.

"Durante los últimos 20 meses, hemos llevado a cabo la más intensa revisión de seguridad en la historia de la aviación comercial. La seguridad es lo primero y más importante", afirmó Ferrer en un comunicado.

Un portavoz de la compañía le dijo a AFP que los pasajeros que no deseen volar en el 737 Max podrán cambiar sus billetes para volar en otra fecha dentro del plazo de un año sin coste alguno, siempre que se mantengan los lugares de origen y destino.

Unidades del 737 Max, aparcadas en un aeródromo de Boeing en Seattle, en Washington.
Reuters
Los siniestros del 737 Max llevaron a que el modelo fuera retirado del servicio y objeto de revisión.

Nuevos pedidos

La reanudación de los vuelos comerciales con un modelo que había puesto en entredicho su reputación, estándares de seguridad y sus resultados económicos supone una buena noticia para Boeing. Además de ser la primera aerolínea en utilizarla, Gol confirmó el pedido pendiente de 95 unidades del 737 Max.

Esta buena noticia para Boeing llega además menos de una semana después de que la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair, con servicio por toda Europa, anunciara que ha hecho un pedido de 75 unidades del 737 Max.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HJFAoUU2alE&t

Comentarios