Escucha esta nota aquí

Considera que la situación deportiva en Oriente Petrolero no mejorará hasta que no se haga una mayor inversión. Carlos Pontons, vocal verdolaga, presentó ayer su proyecto Oriente Somos Todos, con el que ofrece subir de $us 100.000 a 200.000 la planilla mensual para así pelear por el título.
El plan lo presentó luego de que José Ernesto Álvarez afirmara el jueves que pondría su cargo a disposición en la asamblea a realizarse en julio. “Estamos listos para asumir ya, o si no esperaremos a que concluya el mandato de ‘Keko’ Álvarez, en diciembre de 2019”, afirmó.

El dirigente explicó que no pueden seguir permitiendo que los grandes de La Paz (Bolívar y The Strongest) se fortalezcan. “En 2019  recibirán unos $us 3 millones por participar en la Libertadores, pues aumentará el premio actual de $us 1,8 millones”, manifestó.

Según confirmó, son cinco empresarios los que están apoyando el proyecto y que tienen planificado comprar 12 hectáreas de terreno para construir la sede verdolaga. El dinero que invertirán será prestado, pero sin cobrar ningún peso de interés.

Pontons también le aclaró a Keko Álvarez que Oriente Petrolero no necesita de un Marcelo Claure (multimillonario que preside Baisa, empresa que administra Bolívar) para ser campeón. “Si en 2001 y 2010 no vino ningún Claure y fuimos campeones”, sostuvo.

Luego agregó que no es ninguna aventura lo que está haciendo y que todo es serio. “Aventura es lo que quiere hacer Keko, que es contratar al técnico y jugadores, y luego poner su cargo a disposición. Le está dejando el muerto al próximo presidente, si es que lo hay”, concluyó.  

Sigue la búsqueda

El club albiverde sigue en la búsqueda de un entrenador para que comande el plantel en el torneo Apertura, y entre los candidatos están dos ex-DT de la selección Mauricio Soria y Julio César Baldivieso.

De los dos el que más cerca está es Soria, que hasta hace poco estaba dirigiendo a la Verde, pero unas imágenes en las que se lo observa agrediendo a su trabajador terminaron sacándolo del cargo.

Comentarios